Cambio: nueva definición del ímpetu sobre ruedas.

AMGT

El nuevo Mercedes-AMG GT es sinónimo de dinamismo y prestaciones en versión pura. Los ingenieros han escogido el cambio deportivo de 7 velocidades SPEEDSHIFT DCT AMG para transmitir al eje trasero y convertir en prestaciones el rotundo par motor del potente motor V8.

El principio constructivo del cambio procede del automovilismo y ha demostrado ya su idoneidad para el uso a diario en el legendario SLS AMG. Ahora se ha perfeccionado sistemáticamente para su incorporación en el Mercedes-AMG GT. El cambio consta de dos cajas de cambio parciales, cada una de ellas con su propio embrague. Al cambiar de relación, se cierra un embrague al mismo tiempo que se abre el segundo. De ese modo, el cambio acopla las marchas casi sin interrupción de la fuerza de tracción.

El cambio, situado en disposición Transaxle junto al eje trasero, está unido de forma rígida al motor mediante el Torque Tube. El Mercedes-AMG GT dispone de un diferencial autoblocante mecánico con grado de bloqueo fijo en el eje trasero.

El diferencial autoblocante regulado integrado en el eje trasero del Mercedes-AMG GT S es capaz además de variar y ajustar un grado de bloqueo determinado en pocos milisegundos. De ese modo es posible mejorar de forma precisa la tracción e influir positivamente en el comportamiento autodireccional del vehículo.

Los datos del cambio, en síntesis:

  • Ajustes del cambio vinculados a los tres programas de conducción (Mercedes-AMG GT S con cuatro programas de conducción), desde confortable hasta extremadamente deportivo
  • Función automática de doble embrague al cambiar a una marcha inferior
  • Tres programas de conducción diferentes (Mercedes-AMG GT S con cuatro programas de conducción), desde confortable hasta extremadamente deportivo, y una función Race Start
  • Maniobras dinámicas de aceleración para disfrutar al máximo de la conducción con cambios a plena carga a una marcha superior
  • Función de parada y arranque ECO y modo de planeo en el programa de conducción «C»
  • Excelente tracción gracias al diferencial autoblocante integrado en el eje trasero (mecánico en el Mercedes-AMG GT, electrónico en el Mercedes-AMG GT S)
  • Adaptación ideal de la relación de desmultiplicación con saltos breves de revoluciones
  • Desconexión parcial del encendido con una sonoridad sugestiva al acoplar una marcha superior
  • Función Race Start para la mejor aceleración

(Mercedes-AMG GT: Consumo de combustible, ciclo mixto: 9,3 l/100 km, emisiones de CO2, ciclo mixto: 216 g/km; Mercedes-AMG GT S: Consumo de combustible, ciclo mixto: 9,6-9,4 l/100 km, emisiones de CO2, ciclo mixto: 224-219 g/km)[1]

[1] Los valores indicados han sido determinados según el método de medición prescrito (Reglamento CE 715/2007 en su versión actual). Los datos no hacen referencia a un vehículo en particular y no forman parte integrante de la oferta, sino que sirven sólo para establecer comparaciones entre diferentes modelos.

[2] Si desea más información sobre las cifras oficiales de consumo y emisiones de CO2 de los nuevos modelos, puede consultar la «Guía de consumo de combustible, emisiones de CO2 y consumo de corriente de los turismos nuevos», que se encuentra a su disposición de forma gratuita en todos los puntos de venta y a través de la DAT Deutsche Automobil Treuhand GmbH (www.dat.de).