Clase A
Clase A

El concepto integral de seguridad de Mercedes-Benz divide la seguridad vial en cuatro fases:

Pocos aspectos estimulan tanto a los ingenieros de Mercedes-Benz como la investigación en nuevas tecnologías de seguridad. Ya en los años cincuenta establecieron un primer hito en la búsqueda de la seguridad integral con la creación del habitáculo indeformable de seguridad, inventado por Béla Barényi. En la actualidad no es sino una pieza más dentro del concepto integral de seguridad que aproxima a los vehículos de Mercedes-Benz a nuestro objetivo prioritario: una conducción sin accidentes.

Fase 1: conducción segura.

La mayoría de los accidentes empiezan mucho antes de que se produzca una colisión: una distracción, falta de visibilidad o un peligro imprevisto. El concepto de seguridad de Mercedes-Benz contribuye a que los viajes sean seguros con numerosas medidas que favorecen una conducción relajada en condiciones normales y le ayudan a enfrentarse con éxito a situaciones críticas.

Luz de freno adaptativa, intermitente

La luz de freno adaptativa se activa durante las maniobras de frenado en situaciones de peligro, en función de la presión de accionamiento de los frenos y de la velocidad. Las luces de freno parpadean, advirtiendo mejor aún a los demás conductores del riesgo de accidente por alcance.

Mediante ensayos ha podido comprobarse que los automovilistas reaccionan con mayor rapidez en situaciones de emergencia —y pisan el freno hasta 0,2 s antes— si perciben una señal de advertencia parpadeante en color rojo en lugar de la luz de freno convencional. A una velocidad de 80 km/h, este tiempo supone una reducción de la distancia de frenado en unos 4,40 metros. Las luces de freno parpadean con una frecuencia aproximada de 3 hertzios (si están equipadas con bombillas de incandescencia) o de 5 hertzios (si se utilizan diodos luminosos); ha podido comprobarse empíricamente que esta frecuencia es especialmente adecuada.

Una vez que el vehículo se mueve a una velocidad inferior a 10 km/h o ha llegado a detenerse, o bien si el servofreno de emergencia ya no está activo y la deceleración del vehículo es menor de 6,5 m/s² durante 150 milisegundos, las luces de freno brillan de nuevo de forma continua.

La luz de freno adaptativa se activa si:

  • La velocidad inicial es superior a 50 km/h, el servofreno de emergencia BAS ha detectado una situación de frenado de emergencia o la presión de frenado supera el 75% del máximo.
  • Una vez que el vehículo ha llegado a detenerse se conectan las luces intermitentes de advertencia si la velocidad al comenzar a frenar superaba los 70 km/h.

Ayuda activa para aparcar con PARKTRONIC (Disponible en A 250 CGI Sport)

La ayuda activa para aparcar aporta una contribución importante a una conducción segura y confortable. Este sistema ayuda al conductor a buscar un hueco adecuado para estacionar en línea y le asiste girando activamente el volante durante las maniobras de aparcamiento, incluso en curvas. El sistema PARKTRONIC integrado advierte al conductor si detecta obstáculos situados en zonas de poca visibilidad delante y detrás del vehículo. Por debajo de una velocidad de 36 km/h, el sistema utiliza los dos sensores de ultrasonido en el paragolpes frontal para buscar una plaza idónea para aparcar.

La búsqueda automática de aparcamiento se señaliza mediante un símbolo «P» en el cuadro de instrumentos. Si la ayuda activa para aparcar encuentra un hueco adecuado, se muestra una flecha junto a la «P». En principio, el sistema busca huecos para aparcar en el lado derecho de la carretera. Si se conecta el intermitente izquierdo, se muestran también huecos adecuados en el lado izquierdo.

El conductor inicia la maniobra de aparcamiento conduciendo el vehículo por delante del hueco señalizado, cambiando a marcha atrás y confirmando el diálogo en el cuadro de instrumentos. La ayuda activa para aparcar asume el manejo del volante hasta una velocidad de 10 km/h. El conductor se limita a accionar el embrague (en vehículos con cambio manual), a acelerar y a frenar.La maniobra finaliza al cabo de un máximo de cinco movimientos. Después del último movimiento se muestra en el display el texto «Aparcamiento finalizado» y se emite una señal acústica. PARKTRONIC emite advertencias ópticas y acústicas para señalizar la presencia de obstáculos delante y detrás del vehículo. Está activo hasta una velocidad aproximada de 16 km/h.

Sólo disponible en A 200 CGI Sport

Sistema de alerta por cansancio ATTENTION ASSIST

El sistema de alerta por cansancio ATTENTION ASSIST resulta especialmente útil en trayectos largos y al conducir de noche, ya que advierte al conductor en caso de detectar en él síntomas de fatiga o distracción. Este sistema de asistencia a la conducción puede advertir al conductor si detecta síntomas típicos de agotamiento, aumentando así la seguridad.

El sistema de alerta por cansancio ATTENTION ASSIST analiza continuamente el comportamiento del conductor y el accionamiento del volante. Si se detectan determinadas pautas, que suelen presentarse con frecuencia en un conductor cansado, el sistema emite señales de advertencia ópticas (símbolo «taza de café» en el cuadro de instrumentos) y acústicas. Este sistema puede activarse y desactivarse en el menú principal del cuadro de instrumentos, bajo «Sistemas de asistencia». Si está conectado, permanece activo en una gama de velocidad de 80 a 180 km/h.

Servofreno de emergencia BAS

El servofreno de emergencia puede detectar situaciones críticas de frenado a partir de la velocidad de accionamiento del pedal del freno, y asiste al conductor en maniobras de emergencia, aumentando instantáneamente la presión de frenado. El servofreno de emergencia interpreta una velocidad determinada con la que el conductor acciona el pedal del freno como reacción a una situación de emergencia y aumenta al máximo la presión de frenado en fracciones de segundo.

El servofreno de emergencia está integrado en el programa electrónico de estabilidad (ESP®) y utiliza los equipos técnicos de este sistema para regular la presión de frenado. Por lo tanto no se necesitan componentes adicionales. Un sensor registra de forma permanente la velocidad de accionamiento del pedal de freno y transmite estos datos a la unidad electrónica de control.

Si la rapidez con que el conductor pisa el pedal supera la cota habitual, el sistema concluye que se trata de una maniobra de frenado de emergencia. En ese caso, el sistema asiste al conductor durante el frenado, aumentando automáticamente la presión en los cilindros de freno en las ruedas. El ABS continúa dosificando con precisión la fuerza de frenado hasta llegar al límite de resbalamiento. De ese modo, el conductor conserva el control sobre su vehículo. Si el conductor levanta el pie del pedal del freno, se desconecta el aumento automático de la fuerza de frenado.

Equipo de frenos ADAPTIVE BRAKE

El equipo de frenos ADAPTIVE BRAKE incorporado de serie incrementa el confort de marcha y la seguridad. Por un lado, este equipo ayuda al conductor con la función básica del sistema antibloqueo (ABS) a realizar con más seguridad maniobras críticas de frenado, siempre dentro de los límites impuestos por la física. Por el otro, asiste al conductor en el uso diario del vehículo con sus funciones de confort.

  • Función de asistencia HOLD: pisando una segunda vez el pedal del freno en el automóvil detenido, la función HOLD puede impedir que el vehículo ruede por sí mismo ante un semáforo o en una retención.
  • Ayuda adicional: la ayuda al arranque en pendientes evita que el vehículo comience a rodar hacia atrás de forma indeseada cuando el conductor pasa del pedal del freno al del acelerador.
  • Para una reacción más rápida: con el programa «llenado anticipado» se apoyan las pastillas de los frenos contra los discos en el momento en que el conductor levanta rápidamente el pie del acelerador.

Programa electrónico de estabilidad (ESP®)

El programa electrónico de estabilidad ESP® puede ayudar a estabilizar el vehículo en situaciones críticas mediante una intervención en los frenos de determinadas ruedas o mediante una adaptación de la potencia del motor.

Si el ESP® detecta una situación crítica de conducción, frena de forma precisa una o varias ruedas, en función de la circunstancias. Además, si el sistema detecta la necesidad, adapta automáticamente el par motor. De ese modo, el ESP® ayuda al conductor a estabilizar el vehículo dentro de los límites impuestos por las leyes de la física, especialmente en curvas y en maniobras repentinas de cambio de carril.

  • Función central: el transmisor de velocidad de guiñada controla continuamente el movimiento del vehículo en torno a su eje vertical, y el ESP® compara el valor real medido con el valor nominal, resultante de la posición del volante y la velocidad. En el momento en que el vehículo se separa de esta línea ideal, interviene el ESP® y corrige el peligro de derrape en su mismo nacimiento.
  • Siempre con la potencia adecuada: el sistema de control de tracción (ASR) regula además el resbalamiento de la propulsión mediante intervenciones en la gestión del motor; es decir, puede reducir la potencia del motor para evitar que las ruedas giren en vacío.
  • Aumento de la seguridad: el ABS, como componente integral del ESP®, ayuda a impedir el bloqueo de las ruedas, de modo que se conserva la maniobrabilidad del vehículo.
  • Otros componentes: el ESP® completa las funciones del sistema antibloqueo (ABS) y el sistema de control de tracción (ASR) con un sistema de control de la estabilidad.

Conexión automática de las luces de cruce

La conexión automática de las luces de cruce facilita la labor del conductor, pues conecta automáticamente la luz de cruce, los pilotos traseros y la iluminación de matrícula en la oscuridad. También puede conectarse en caso de lluvia o de nevada mediante una señal del sensor de lluvia.

La conexión automática de las luces de cruce utiliza un sensor de luminosidad que mide continuamente la luz del entorno. Si ésta es inferior a un valor umbral determinado, se conectan automáticamente las luces de cruce. Del mismo modo se apagan las luces si el valor de luminosidad medido por el sensor aumenta de nuevo. De ese modo, el sistema asegura en todas las situaciones un alumbrado adecuado del vehículo, contribuye a la seguridad, especialmente si cambian con frecuencia las condiciones de luminosidad (por ejemplo, al entrar en un túnel o en un aparcamiento) y aumenta el confort para el conductor.

Advertencia de colisión COLLISION PREVENTION ASSIST

Una separación insuficiente es una de las causas más frecuentes de accidentes graves. El nuevo sistema de advertencia de colisión basado en sensores de radar COLLISION PREVENTION ASSIST puede aumentar la seguridad y el confort, pues puede advertir al conductor si su separación respecto a los vehículos delanteros es demasiado reducida, y ayudarle a frenar si detecta una situación de peligro.

A partir de una velocidad de 30 km/h, el sistema puede detectar una separación insuficiente entre el propio vehículo y objetos en movimiento por delante. Si el sistema registra peligro de colisión, se advierte al conductor con señales ópticas y acústicas.

Si el sistema detecta un peligro y el conductor pisa el freno a tiempo, puede intervenir adicionalmente el servofreno de emergencia adaptativo, que asiste al conductor poniendo a su disposición la fuerza de frenado exacta que necesita para evitar una colisión. COLLISION PREVENTION ASSIST forma parte del concepto integral de seguridad de Mercedes-Benz.

Avisador de pérdida de presión en los neumáticos

El avisador de pérdida de presión en los neumáticos advierte al conductor de una pérdida de presión peligrosa en una de las ruedas, ayudándole de este modo a evitar accidentes. El sistema supervisa las revoluciones de cada una de las ruedas y, si hay diferencias, puede reconocer pérdidas de presión notables. La advertencia aparece a modo de indicación en el cuadro de instrumentos.

Fase 2: ante un peligro.

Mercedes-Benz es sinónimo de seguridad en la conducción. Por ello, nuestros vehículos pueden asistir a los pasajeros también en situaciones críticas de marcha. Para que prácticamente todos los viajes sean buenos.

Sistema antibloqueo de frenos (ABS)

El sistema antibloqueo de frenos (ABS) puede aumentar la seguridad de conducción, especialmente al frenar en situaciones de peligro. Al pisar el freno, este sistema regula de forma intervalada la presión de frenado en las distintas ruedas para evitar que puedan bloquearse.

De ese modo se conservan la estabilidad direccional y la maniobrabilidad del vehículo, incluso al frenar con la máxima deceleración posible. Con otras palabras: el ABS permite al conductor frenar y manejar al mismo tiempo el volante, para rodear el obstáculo y evitar un accidente.

Sistema de control de tracción (ASR)

El sistema de control de tracción (ASR) impide que las ruedas patinen al acelerar. El sistema de control de tracción previene del giro en vacío de ruedas individuales y del derrape lateral del vehículo, especialmente al ponerse en marcha sobre nieve, hielo y gravilla.

El sistema utiliza sensores de número de revoluciones para supervisar el resbalamiento de las ruedas. Si se aprecia que una rueda tiende a patinar, el sistema de control de tracción corrige el número de revoluciones de la rueda, activando el freno y reduciendo el par motor. De ese modo disminuyen el resbalamiento y la tendencia a girar en vacío de la rueda.

Fase 3: en caso de accidente.

Los automóviles de Mercedes-Benz incorporan numerosos sistemas de seguridad destinados a evitar accidentes. Si esto no es suficiente para impedir un siniestro, entran en acción medidas encaminadas a garantizar la máxima protección a los ocupantes del propio vehículo y a terceros involucrados.

Las medidas en la Clase A:

Airbags para conductor y acompañante

Los airbags para el conductor y el acompañante ayudan a proteger el tórax y la cabeza en caso de accidente, estabilizando además el cuerpo completo. De ese modo, pueden reducir la gravedad de las lesiones sufridas en un accidente. Si los sensores de impacto detectan un accidente con una gravedad y una dirección determinados, se activan los airbags.

Los generadores de gas de los dos airbags cuentan con dos etapas, que se activan, entre otros factores, en función de la curva de deceleración registrada por los sensores. Según la gravedad pronosticada para el impacto, se activa en primer lugar la primera etapa del generador de gas, y el airbag se llena de forma incompleta. Si se pronostica una mayor gravedad, se activa adicionalmente con un cierto retardo el segundo nivel del generador de gas, con lo que se llena completamente el airbag.

Anclajes para silla infantil ISOFIX con puntos de sujeción TopTether

El sistema de anclajes ISOFIX es un dispositivo de fijación para sillas infantiles rápido y práctico, independiente del vehículo y conforme a la norma ISO. Con su ayuda es posible sujetar de forma rápida y segura sillas infantiles en los asientos traseros. Gracias al anclaje fijo de la silla, este sistema brinda un alto grado de protección en caso de accidente.

La silla infantil especial ISOFIX se encaja en los alojamientos situados en la parte inferior del respaldo del asiento. De este modo queda firmemente unida a la estructura del vehículo, evitándose que pueda moverse si no se ha sujetado o se ha sujetado incorrectamente con el cinturón de seguridad. La sujeción TopTether aumenta la seguridad mediante un anclaje adicional detrás de los reposacabezas traseros, reduciendo el riesgo de que la silla infantil pueda volcarse hacia delante en caso de accidente.

Airbag de rodillas para el conductor

El airbag de rodillas en el lado del conductor ayuda a proteger las piernas durante una colisión frontal y estabiliza además el cuerpo del conductor. Por tanto, puede reducir las lesiones graves a consecuencia de un accidente. Si los sensores de impacto detectan un accidente con una gravedad y dirección determinados, se dispara el airbag de rodillas.

Airbags laterales para conductor y acompañante (airbags combinados de tórax y cadera)

Los airbags laterales incorporados de serie para el conductor y el acompañante (airbags combinados de cadera y tórax) ayudan a proteger la zona del tronco y la pelvis durante choques laterales, estabilizando además el cuerpo completo del ocupante. De ese modo, pueden aliviar el riesgo de sufrir lesiones graves a consecuencia de un accidente.

Windowbags para conductor y acompañante

Al desplegarse, el windowbag cubre las ventanillas laterales; si se activa a causa de una colisión lateral de suficiente gravedad, disminuye el riesgo de que la cabeza golpee contra la superficie lateral del vehículo y de que puedan penetrar objetos extraños. El windowbag se activa junto con los airbags laterales (airbags combinados de cadera y tórax) en el lado del vehículo en donde se haya producido el impacto.

Al activarse, el windowbag se infla y se interpone como una cortina por delante de las ventanillas, desde el montante delantero al trasero. De ese modo, el windowbag cubre una gran parte de la superficie lateral del habitáculo.

El windowbag brinda las siguientes ventajas:

  • Mejora la protección de la cabeza en caso de colisión lateral.
  • La configuración y el amplio volumen del windowbag garantizan una protección excelente, con independencia de la estatura del ocupante.
  • Se despliega por delante de las ventanillas, desde el montante delantero hasta el trasero, y protege también a los ocupantes de las plazas laterales traseras.
  • Reduce la aceleración a que se ve sometida la cabeza de los ocupantes durante un choque directo.
  • Impide que puedan penetrar astillas de vidrio y otros objetos al interior.

Fase 4: tras el accidente.

A fin de reducir los daños derivados de un siniestro y facilitar la evacuación de las personas afectadas entran en acción diversas medidas en función del tipo y la gravedad de la colisión.
Uno de los componentes esenciales de la filosofía de seguridad de Mercedes-Benz es facilitar de esa manera la labor de los equipos de rescate tras un siniestro.

  • Máxima protección posible: puede desconectarse automáticamente el motor e interrumpirse la alimentación de combustible.
  • Llamativo alumbrado: los intermitentes de advertencia y el alumbrado interior de emergencia se pueden encender automáticamente para evitar posteriores accidentes y facilitar la búsqueda del vehículo accidentado.
  • Buenas opciones de escape: las puertas se pueden desbloquear automáticamente.
  • Mejores opciones de rescate: se han dispuesto juntas de seccionamiento entre los guardabarros y las puertas que facilitan su apertura en caso de choque frontal.
  • Línea de asistencia: si se produce un accidente o si el vehículo sufre una avería, es posible establecer automáticamente la comunicación con una central de asistencia mediante el sistema de llamada de emergencia Mercedes-Benz (forma parte del sistema multimedia COMAND Online) en combinación con un teléfono móvil acoplado.

El Manual para equipos de salvamento desarrollado por Mercedes-Benz como material de información para los cuerpos de rescate está disponible en Internet en varios idiomas.

Clase A
Johann Buss
Jefe estratégico de proyecto de la nueva
Clase A
«El concepto integral de seguridad de la nueva Clase A define un nuevo estándar. Gracias al uso de la tecnología más moderna, utilizada hasta ahora preferentemente en las categorías superiores, la nueva Clase A representa una simbiosis lograda de seguridad, eficiencia y dinamismo fascinante.»
Clase A
Clase A
Clase A
Clase A
Clase A
Clase A
Clase A