Clase C Sedan
Clase C Sedan

El concepto integral de seguridad de Mercedes-Benz divide la seguridad vial en cuatro fases:

Pocos aspectos estimulan tanto a los ingenieros de Mercedes-Benz como la investigación en nuevas tecnologías de seguridad. Ya en los años cincuenta establecieron un primer hito en la búsqueda de la seguridad integral con la creación del habitáculo indeformable de seguridad, inventado por Béla Barényi. En la actualidad no es sino una pieza más dentro del concepto integral de seguridad que aproxima a los vehículos de Mercedes-Benz a nuestro objetivo prioritario: una conducción sin accidentes.

La disponibilidad de un equipo depende del motor y la configuración elegidos.

Encontrará estos detalles en la información del equipamiento correspondiente.

Fase 1: conducción segura.

La mayoría de los accidentes empiezan mucho antes de que se produzca una colisión: una distracción, falta de visibilidad o un peligro imprevisto. El concepto de seguridad de Mercedes-Benz contribuye a que los viajes sean seguros con numerosas medidas que favorecen una conducción relajada en condiciones normales y le ayudan a enfrentarse con éxito a situaciones críticas.

Sistema antibloqueo de frenos (ABS)

El sistema antibloqueo de frenos (ABS) aumenta la seguridad de conducción, especialmente al frenar en situaciones de peligro, pues impide que se bloqueen las ruedas. De ese modo, el conductor conserva el control sobre su vehículo, por ejemplo, en maniobras rápidas de cambio de carril o al frenar sobre calzadas resbaladizas.

Para ello, sensores de número de revoluciones detectan de forma permanente la velocidad de giro de cada una de las ruedas. Antes de que una rueda corra peligro de bloquearse, se reduce la presión de frenado. Una vez que ha pasado el peligro de bloqueo, se aumenta de nuevo la presión de frenado.

Sistema de alerta por cansancio ATTENTION ASSIST

Este sistema puede aumentar la seguridad de conducción, especialmente en viajes largos y al conducir de noche. ATTENTION ASSIST analiza el comportamiento del conductor al volante para detectar síntomas de agotamiento y una falta de atención acusada, y le advierte con señales ópticas y acústicas del peligro de microsueños.

COLLISION PREVENTION ASSIST PLUS

En el tráfico rodado es importante registrar en la medida de lo posible todo aquello que sucede alrededor del vehículo. Con esta tecnología aumentamos el radio de percepción. Para que usted mismo o el servofreno de emergencia adaptativo puedan actuar a tiempo.

El sistema advierte al conductor mediante una señal óptica cuando la distancia con el vehículo precedente se reduce peligrosamente. Si se detecta peligro de colisión, el sistema emite una advertencia acústica, puede reforzar la acción de frenado del conductor y, si éste no reacciona, reducir de forma autónoma la velocidad.

Para ello hemos combinado una advertencia por distancia basada en radar, la asistencia al frenar del servofreno de emergencia adaptativo y una frenada parcial autónoma. Si la separación respecto al vehículo delantero es menor que la distancia de seguridad durante varios segundos al circular en la gama de velocidad de 30 a 250 km/h, se muestra un testigo de advertencia en el cuadro de instrumentos. Si disminuye rápidamente la separación, se emite además una advertencia acústica.

El sistema detecta peligro de colisión con objetos en movimiento en la gama de velocidad de 7 a 250 km/h y con obstáculos estacionarios en la gama de 7 hasta aproximadamente 70 km/h. En estos casos, el servofreno de emergencia adaptativo asiste al conductor en el frenado de emergencia. Este equipo aumenta en caso necesario la presión de frenado para intentar evitar el alcance.

Si el conductor no actúa, el sistema inicia automáticamente un frenado parcial. De ese modo disminuye ya claramente la velocidad. Si la velocidad relativa es reducida, esta intervención puede ser suficiente para evitar una colisión por alcance.

A diferencia de la gama de actuación del servofreno de emergencia adaptativo, el frenado parcial autónomo ante objetos en movimiento está activo sólo hasta los 105 km/h o bien, en combinación con DISTRONIC PLUS hasta 200 km/h.

Programa electrónico de estabilidad ESP® con asistente para viento lateral

Este sistema ofrece seguridad a la par que placer de conducción. El conductor puede accionar la tecla ESP® para elegir una de las tres estrategias individuales de regulación: «ESP® ON» para alta seguridad, «ESP® SPORT HANDLING MODE» para un estilo de conducción más deportivo y «ESP® OFF» para la conducción en circuitos cerrados al público.

Disponible sólo para Mercedes-AMG C 63 y C 63 S.

LED Intelligent Light System. En 63 y 63 S

A fin de garantizar la mejor visibilidad posible en carreteras y autopistas, al cambiar de dirección y en curvas, el LED Intelligent Light System se adapta automáticamente a las condiciones climatológicas, de luminosidad y de conducción. Junto a su llamativo aspecto exterior, la técnica LED convence también por su mayor potencia lumínica y menor deslumbramiento.

Resumen de componentes y funciones del LED Intelligent Light System:

  • Luz de giro
  • Luces activas
  • Luz de bienvenida
  • Luz antiniebla ampliada
  • Grupos ópticos traseros con menor deslumbramiento
  • Luz para carretera y autopista

Cámara de marcha atrás con líneas de guía dinámicas (opcional)

Concéntrese en lo esencial. En concreto, en lo que sucede por delante de usted. Incluso si se ve obligado a dirigir la mirada hacia atrás. Con la cámara de marcha atrás resulta más sencillo y seguro aparcar y maniobrar en ese sentido.

Se conecta automáticamente al acoplar la marcha atrás y muestra al conductor en el display de COMAND el entorno por detrás del vehículo con líneas de guía dinámicas.

De ese modo, el conductor recibe una orientación clara en sus maniobras. Además, se marcan en la imagen los objetos en movimiento o estacionarios detectados. En combinación con un enganche para remolque opcional se añade una función adicional al sistema, que simplifica la aproximación y el acoplamiento del remolque con ayuda de líneas de guía especiales y un modo de zoom.

Fase 2: ante un peligro.

Mercedes-Benz es sinónimo de seguridad en la conducción. Por ello, nuestros vehículos pueden asistir a los pasajeros también en situaciones críticas de marcha. Para que prácticamente todos los viajes sean buenos.

Sistema PRE-SAFE® como protección preventiva de los ocupantes (opcional)

El sistema puede detectar con anterioridad situaciones críticas de conducción y, si existe peligro de accidente, iniciar medidas preventivas para protección de los ocupantes. Se incluyen, por ejemplo, el pretensado reversible de los cinturones o el cierre automático de las ventanillas laterales abiertas.

El sistema PRE-SAFE® utiliza de forma sistemática los sensores de otros sistemas existentes, como el ESP® o BAS. Estos sensores pueden detectar situaciones críticas típicas de conducción y enviar las informaciones correspondientes al sistema, que complementa los equipos de seguridad de serie.

Algunos ejemplos son la fijación temprana del cuerpo del conductor y el acompañante mediante un pretensado electromecánico de los cinturones para evitar movimientos indeseados, o el cierre de las ventanillas laterales y el techo corredizo (si existe), con el fin de proteger a los ocupantes de la penetración de objetos del exterior.

Si logra evitarse el accidente, al volver a conducir con calma y de forma controlada se suprimen las medidas de protección reversibles. Se destensan de nuevo los cinturones de seguridad y los ocupantes pueden volver a colocar en la posición deseada los demás sistemas ajustados.

Fase 3: en caso de accidente.

Los automóviles de Mercedes-Benz incorporan numerosos sistemas de seguridad destinados a evitar accidentes. Si esto no es suficiente para impedir un siniestro, entran en acción medidas encaminadas a garantizar la máxima protección a los ocupantes del propio vehículo y a terceros involucrados.

Airbags para conductor y acompañante

En caso de colisión frontal, los airbags pueden contribuir a proteger la zona del tórax y de la cadera del conductor y el acompañante. Además, estabilizan el cuerpo completo. De ese modo puede reducirse el riesgo de lesiones graves en caso de accidente. La activación se lleva a cabo de forma progresiva, en función de la gravedad del impacto.

Desconexión automática del airbag del acompañante

Si el asiento del acompañante está desocupado o se detecta la presencia de una silla infantil, puede desactivarse automáticamente el airbag para el acompañante. De ese modo, los niños pequeños están protegidos de lesiones debidas a la activación del airbag. El montaje de una silla infantil se detecta mediante un sensor de presión

Pedales activos en caso de impacto

Si se produce una colisión frontal grave, el pedal del freno se desplaza automáticamente hacia delante, fijándose en la posición de frenado. De este modo se evita que los pedales penetren en el espacio reposapiés. Con ello se reduce el riesgo de sufrir lesiones.

Protección de los peatones con capó activo

Si se produce una colisión frontal del vehículo con un peatón, puede elevarse en determinadas ocasiones la parte posterior del capó. La mayor distancia respecto a los grupos del compartimento motor permite disponer de espacio de deformación adicional que puede reducir el riesgo de lesiones de los peatones.

Airbag de rodillas para el conductor

El airbag de rodillas en el lado del conductor puede ayudar a proteger las piernas durante una colisión y estabiliza además el cuerpo completo. Por tanto, puede reducir las posibles lesiones graves a consecuencia de un accidente.

Airbag de rodillas para el conductor

El airbag de rodillas en el lado del conductor puede ayudar a proteger las piernas durante una colisión y estabiliza además el cuerpo completo. Por tanto, puede reducir las posibles lesiones graves a consecuencia de un accidente.

Airbags laterales para conductor y acompañante (airbag combinado de tórax y cadera)

Los airbags laterales contribuyen a proteger la zona del tórax y de la cadera del conductor y del acompañante durante un choque lateral grave. Además, estabilizan el cuerpo completo. De ese modo puede reducirse el riesgo de lesiones graves en caso de accidente.

Se disparan si la unidad de control central y los sensores satélite laterales detectan una colisión lateral de magnitud. Las bolsas de los airbags se extienden a la altura del pecho, entre el ocupante y la pared lateral.

Windowbags

Durante una colisión lateral grave, el windowbag cubre las ventanillas laterales y puede reducir de ese modo el riesgo de un golpe de la cabeza del ocupante contra la superficie lateral del vehículo o contra objetos que puedan penetrar. De ese modo mejora la protección del conductor, el acompañante y los ocupantes de las plazas laterales detrás.

Fase 4: tras el accidente.

A fin de reducir los daños derivados de un siniestro y facilitar la evacuación de las personas afectadas, pueden entrar en acción diversas medidas en función del tipo de accidente y la gravedad de la colisión registrados por el sistema:

  • Máxima protección posible: puede desconectarse automáticamente el motor e interrumpirse la alimentación de combustible.
  • Llamativo alumbrado: los intermitentes de advertencia y el alumbrado interior de emergencia se pueden encender automáticamente para evitar posteriores accidentes y facilitar la búsqueda del vehículo accidentado.
  • Ventilación automática: las ventanillas bajan automáticamente si se activan los airbags.
  • Apertura sencilla: tras un accidente, las puertas se desbloquean automáticamente, con lo que se facilita su apertura a los ocupantes o los servicios de rescate.
  • Mejores opciones de rescate: se han dispuesto juntas de seccionamiento entre los guardabarros y las puertas que facilitan su apertura en caso de choque frontal.

El Manual para equipos de salvamento desarrollado por Mercedes-Benz como material de información para los cuerpos de rescate está disponible en Internet en varios idiomas.

Tras un accidente cada segundo cuenta para el rescate de los ocupantes del vehículo. Partiendo de esta premisa y mediante una innovación pequeña pero eficaz, Daimler ha dado con una fórmula para poner con rapidez a disposición de los equipos de salvamento detalles constructivos específicos del vehículo en el mismo lugar del accidente. Los adhesivos con el código QR se colocan en la tapa del depósito de combustible y en el montante central del lado opuesto del vehículo. Estos adhesivos pueden reequiparse de forma sencilla y se colocan de serie en todos los vehículos nuevos. Si es necesario intervenir después de un accidente, los cuerpos de salvamento escanean el código QR utilizando un smartphone o una tableta y tienen acceso rápido y fiable a la ficha correspondiente del vehículo, que facilita las tareas de rescate.[1]

[1] Requisito: se precisa una conexión a Internet.

Clase A
Clase A
Clase A
Clase A
Clase A
Clase A