Clase C Sedan
Clase C Sedan

Elegante y llamativo.

El diseño de la Clase C se ha derivado siempre de los rasgos de nuestros grandes sedanes. También ahora. La nueva Clase C Sedán es una expresión decidida del estilo actual de Mercedes-Benz, tal como se refleja en la Clase S.

Exterior – Impresionante por tradición.

La nueva Clase C Sedán ha crecido sensiblemente en comparación con el modelo antecesor, del que le distinguen también las formas orgánicas de la carrocería. La alternancia de líneas, aristas y superficies convexas y cóncavas genera en la totalidad del vehículo un apasionante conjunto.

El frontal con rasgos específicos para cada línea, la versión deportiva con estrella central, configura en combinación con las amplias tomas de aire y el contorno nítido de los faros el rostro autónomo y típico de la marca de la nueva Clase C Sedán, tanto de día como de noche.

Hombros llamativos que confluyen en una zaga clara y desprovista de ornato superficial refuerzan la anchura de la carrocería y confieren a la Clase C Sedán un carisma vital y lleno de deportividad elegante en cada una de sus variantes.

Interior – Selecto y de alta calidad.

La impresión de potencia que transmite la nueva Clase C Sedán en el exterior se confirma en el habitáculo. Materiales de alta calidad acabados con precisión, rasgos refinados y deportivos, colores armoniosos y detalles inteligentes crean un ambiente de distinción serena.

Materiales de alta calidad en los paneles de las puertas y en el tablero de instrumentos refuerzan la vivencia de calidad del interior. La consola central de nueva interpretación destaca por su claridad, su valor y una reducción a los elementos indispensables. El versátil concepto de iluminación interior crea un entorno luminoso especial y un ambiente de bienestar.

Clase C Sedan
Clase C Sedan