Seguridad: el principio básico.
Clase E Convertible

El concepto integral de seguridad de Mercedes-Benz divide la seguridad vial en cuatro fases:

Pocos aspectos estimulan tanto a los ingenieros de Mercedes-Benz como la investigación en nuevas tecnologías de seguridad. Ya en los años cincuenta establecieron un primer hito en la búsqueda de la seguridad integral con la creación del habitáculo indeformable de seguridad, inventado por Béla Barényi. En la actualidad no es sino una pieza más dentro del concepto integral de seguridad que aproxima a los vehículos de Mercedes-Benz a nuestro objetivo prioritario: una conducción sin accidentes.

La disponibilidad de un equipo depende del motor y la configuración elegidos.

Encontrará estos detalles en la información del equipamiento correspondiente.

Fase 1: conducción segura.

La mayoría de los accidentes empiezan mucho antes de que se produzca una colisión: una distracción, falta de visibilidad o un peligro imprevisto. El concepto de seguridad de Mercedes-Benz contribuye a que los viajes sean seguros con numerosas medidas que favorecen una conducción relajada en condiciones normales y le ayudan a enfrentarse con éxito a situaciones críticas.

Tempomat con regulación de distancia DISTRONIC PLUS con servodirección inteligente disponible para el E 500 CGI Convertible

El Tempomat con regulación de distancia DISTRONIC PLUS ayuda al conductor a mantener constante la separación (en tiempo) respecto al automóvil delantero en una gama de velocidad de 0 a 200 km/h. La ampliación con la nueva servodirección inteligente tiene en cuenta adicionalmente las marcas de la calzada y ayuda al conductor a mantener el vehículo en su carril.

El servofreno de emergencia BAS PLUS puede ayudar a evitar con mayor fiabilidad accidentes por alcance en combinación con el freno PRE-SAFE®. Si los sensores de radar detectan peligro de colisión, y el conductor pisa el freno, BAS PLUS pone a disposición la presión de frenado adecuada en función de la situación. En la nueva Clase E, la función del BAS PLUS se amplía por primera vez con la supervisión de objetos en movimiento en sentido transversal y de peatones, contemplando así situaciones relevantes en el tráfico urbano y en cruces.

Si se detecta peligro de colisión al circular por encima de 30 km/h, y el conductor no pisa a tiempo el pedal del freno, se emiten las advertencias ópticas y acústicas del freno PRE-SAFE®. Si tampoco se reacciona a esta advertencia, se inicia un frenado autónomo con fuerza parcial y una deceleración máxima de 4 m/s² unos 1,6 segundos antes del momento calculado del impacto. Si el sistema valora la situación como altamente crítica y el conductor sigue sin reaccionar, puede llevarse a cabo un frenado autónomo a fondo 0,6 segundos antes de la colisión, considerada ya inevitable. En la nueva Clase E Convertible, el freno PRE-SAFE® actúa ahora también cuando se detectan peatones.

Luz de freno adaptativa, intermitente

Mayor seguridad de percepción y reacciones más rápidas para los conductores de los vehículos que circulan por detrás: la luz de freno adaptativa puede aportar una contribución significativa a evitar accidentes por alcance, pues visualiza un frenado de emergencia a los demás usuarios de la vía.

Si el conductor inicia una frenada de emergencia a partir de una velocidad mayor de 50 km/h, parpadean las luces de freno para advertir a los demás conductores. Si el vehículo llega a detenerse y la velocidad inicial era mayor de 70 km/h, se activan automáticamente las luces intermitentes de advertencia.

Ayuda activa para aparcar con PARKTRONIC

La ayuda activa para aparcar asiste al conductor a la hora de encontrar una plaza de aparcamiento y al estacionar su vehículo. El sistema utiliza sensores de ultrasonido y puede detectar si un hueco longitudinal o transversal es suficientemente grande.

La ayuda activa para aparcar aporta una contribución importante a una conducción segura y confortable. Ayuda al conductor a buscar un hueco adecuado para aparcar en línea y en batería, y le asiste girando activamente el volante y frenando por sí mismo durante las maniobras de aparcamiento. El sistema PARKTRONIC integrado advierte al conductor si detecta obstáculos delante o detrás del vehículo.

El conductor inicia la maniobra de aparcamiento conduciendo el vehículo por delante del hueco señalizado, cambiando a marcha atrás y confirmando la operación en el cuadro de instrumentos. La ayuda activa para aparcar se encarga de estacionar el vehículo en el hueco elegido, girando la dirección por medio de motores (hasta una velocidad de 10 km/h). El conductor se limita a accionar el acelerador y el freno

Detector activo de cambio de carril disponible para el E 500 CGI Convertible

El detector activo de cambio de carril puede advertir al conductor mediante discretas vibraciones en el volante si detecta que el vehículo sobrepasa por inadvertencia una marca registrada por el sistema, y corre peligro de salirse de su carril.

Si se trata de una línea continua y el conductor no reacciona a la advertencia, pueden frenarse de forma precisa determinadas ruedas del vehículo para devolver el vehículo a su carril original. Si se ha accionado previamente el intermitente o se gira claramente el volante, el sistema asume que se trata de un cambio de carril voluntario y omite la advertencia. El sistema ampliado que se utiliza por primera vez en la serie de modelos de la nueva Clase E detecta además peligros adicionales al sobrepasar líneas delimitadoras discontinuas y al adelantar, así como la presencia de vehículos circulando en sentido contrario.

Control activo de ángulo muerto disponible para el E 500 CGI Convertible

El control activo de ángulo muerto asiste al conductor al cambiar de carril, ayudándole a detectar peligros debidos a la presencia de otros vehículos a los lados y detrás del propio automóvil.

Para ello, sensores de radar de corto alcance supervisan las zonas difícilmente visibles del ángulo muerto en un margen de velocidad de 30 a 250 km/h. Si el sistema registra la presencia de otro vehículo en la zona supervisada, brilla un triángulo de advertencia en el espejo retrovisor del lado correspondiente. Si el conductor activa el intermitente en esa situación, se emite además una señal acústica. Esto mismo sucede si vehículos cambian de carril, pasando de otro carril al carril contiguo. Si el conductor no reacciona a esta advertencia, el sistema puede frenar automáticamente determinadas ruedas del vehículo y ayudar así a evitar un posible accidente.

Sistema antibloqueo de frenos (ABS)

El sistema antibloqueo de frenos (ABS) aumenta la seguridad de conducción, especialmente al frenar en situaciones de peligro. Si se frena con cierta intensidad, este sistema regula de forma intervalada la presión de frenado en las distintas ruedas para evitar que puedan bloquearse. De ese modo se conservan la estabilidad direccional y la maniobrabilidad del vehículo, incluso al frenar con la máxima deceleración. Con otras palabras: a fin de evitar un accidente, el ABS permite al conductor frenar y manejar al mismo tiempo el volante para evitar el obstáculo.

Sistema de control de tracción (ASR)

El sistema de control de tracción (ASR) impide que las ruedas patinen al acelerar. El sistema de control de tracción previene del giro en vacío de ruedas individuales y del derrape lateral del vehículo, especialmente al ponerse en marcha sobre nieve, hielo y gravilla.

El sistema utiliza sensores de número de revoluciones para supervisar el resbalamiento de las ruedas. Si se aprecia que una rueda tiende a patinar, el sistema de control de tracción corrige el número de revoluciones de la rueda, activando el freno y reduciendo el par motor. De ese modo disminuyen el resbalamiento y la tendencia a girar en vacío de la rueda.

Sistema de alerta por cansancio ATTENTION ASSIST

El sistema de alerta por cansancio ATTENTION ASSIST resulta especialmente útil en trayectos largos y al conducir de noche, ya que advierte al conductor en caso de detectar en él síntomas de fatiga o distracción.

Al circular a una velocidad de 60 a 200 km/h, el sistema de alerta por cansancio ATTENTION ASSIST avisa al conductor con señales acústicas y ópticas en el momento en que detecta síntomas de cansancio o falta de atención. Para ello cuenta con sensores que analizan el comportamiento del conductor y reconocen así divergencias respecto a un perfil calculado previamente para el conductor.

Detector automático de silla infantil AKSE disponible para el E 500 CGI Convertible

El detector automático de silla infantil reconoce las sillas infantiles especiales de la gama de accesorios de Mercedes-Benz equipadas con transponders y desactiva automáticamente el airbag frontal del acompañante.

Una antena integrada en el asiento del acompañante emite señales, que detectan los transponders instalados en las sillas infantiles especiales de la gama de accesorios Mercedes-Benz y envían un mensaje de confirmación. Si se recibe esta confirmación, el detector automático de silla infantil desactiva automáticamente el airbag del lado del acompañante, con independencia del sentido de montaje de este asiento. Si se desactiva el airbag, brilla un piloto de advertencia. Los demás airbags en el lado del acompañante —airbag lateral, airbag de cadera o airbag de cabeza— permanecen activos para proteger al niño. Después de desmontar la silla infantil se activa de nuevo el airbag del acompañante.

Sistema de frenos ADAPTIVE BRAKE con función HOLD y frenos secos al conducir sobre calzadas húmedas

El equipo de frenos ADAPTIVE BRAKE incrementa el confort de marcha y la seguridad. Por un lado, este equipo ayuda al conductor a realizar con más seguridad maniobras críticas de frenado con la función básica del sistema antibloqueo (ABS). Por el otro, asiste al conductor con sus funciones de confort en el uso diario del vehículo.

  • Función de asistencia HOLD: si el conductor activa la función HOLD de ADAPTIVE BRAKE pisando una segunda vez el pedal del freno con el automóvil detenido ante un semáforo o en una retención, este sistema impide que el vehículo ruede por sí mismo.
  • Ayuda adicional: la ayuda al arranque en pendientes evita que el vehículo comience a rodar hacia atrás de forma indeseada en cuestas, cuando el conductor pasa del pedal del acelerador al del freno.
  • Acción de frenado sin retardo: la función «frenos secos» elimina la película de agua de los discos de freno al circular bajo la lluvia.
  • Reacción más rápida todavía: el programa de «llenado anticipado», apoya las pastillas de los frenos sobre los discos en el momento en que el conductor retira con rapidez el pie del acelerador.

COLLISION PREVENTION ASSIST, advertencia de colisión y servofreno de emergencia adaptativo

Mediante un sensor situado en el paragolpes delantero, COLLISION PREVENTION ASSIST mide la distancia y la velocidad respecto al vehículo precedente cuando el propio vehículo circula en un margen de velocidad de 30 a 250 km/h. En el caso de obstáculos estáticos, el margen de velocidad del propio vehículo se sitúa entre 7 y 72 km/h. Se emite una advertencia óptica (testigo de advertencia en el cuadro de instrumentos) tan pronto como se detecta un vehículo precedente y la distancia temporal a éste es inferior a un valor determinado. En ese caso, la distancia de seguridad no es suficiente. El avisador de distancia estática sólo funciona respecto a objetos en movimiento a partir de una velocidad de 30 km/h.

Conexión automática de las luces de cruce

La conexión automática de las luces de cruce facilita la labor del conductor, pues puede conectar automáticamente la luz de cruce, los pilotos traseros y la iluminación de matrícula si detecta oscuridad en el exterior. También se activa esta función en caso de lluvia o de nevada, pues el sistema evalúa por vía electrónica los ciclos del limpiaparabrisas.

LED Intelligent Light System

Mayor visibilidad al atardecer y por la noche, mejora de la percepción del vehículo por parte de los demás usuarios de la vía e iluminación inteligente de la calzada sin deslumbrar a otros conductores: este sistema supone una contribución importante a la seguridad de la conducción, pues pone a disposición la mejor calidad de alumbrado en función de la situación.

El LED Intelligent Light System comprende luz de cruce, luz de carretera, luz indicadora de dirección, luces diurnas, luz de posición y luz de giro de diodos luminosos, distribución variable de la luz para carretera, para autopista y para niebla intensa, luces activas, regulación dinámica del alcance de los faros y luz de giro.

  • Más luz en la oscuridad: en el modo de luz para carretera, los faros distribuyen la luz de cruce de manera que se alumbra el arcén izquierdo de la carretera mejor que con los faros convencionales.
  • Incremento dinámico: la luz para autopista se conecta automáticamente en dos niveles: a partir de los 90 km/h, el sistema incrementa la potencia de las lámparas de LED. A partir de 110 km/h se modifica además el ajuste del faro interior, a fin de iluminar la totalidad de la calzada de forma homogénea hasta una distancia de unos 120 metros.
  • Aumenta la seguridad: la luz antiniebla ampliada mejora la visión en caso de niebla. Para ello se bascula el faro LED izquierdo hacia el exterior, y se dirige al mismo tiempo el cono luminoso hacia abajo. Esta función de alumbrado se activa automáticamente si está conectado el piloto antiniebla y el vehículo circula a menos de 70 km/h.
  • Sigue las curvas: Las luces activas siguen los movimientos direccionales del vehículo: los datos relativos al ángulo de orientación del volante, el ángulo de guiñada y la velocidad del vehículo recogidos por los sensores permiten bascular los faros en fracciones de segundo hacia el lado de la curva a que se dirige el vehículo. La luz de giro se conecta automáticamente siempre que el conductor acciona el intermitente o gira el volante.
  • Mejora la visibilidad del propio vehículo: Las luces diurnas de diodos luminosos mejoran la percepción del vehículo por parte del resto de usuarios de la vía pública y el equipo lavafaros integrado minimiza la suciedad del sistema de luces. Además, las luces de posición delanteras, los pilotos traseros, los intermitentes y el alumbrado de la matrícula están ejecutados en técnica LED.

Avisador de pérdida de presión en los neumáticos

El avisador de pérdida de presión en los neumáticos puede advertir a tiempo al conductor de una peligrosa pérdida de presión en una de las ruedas, ayudándole de este modo a evitar accidentes. El sistema supervisa las revoluciones de cada una de las ruedas. Si se producen diferencias, puede reconocer pérdidas de presión notables. La advertencia aparece a modo de indicación en el cuadro de instrumentos.

Cámara de marcha atrás disponible para el E 500 CGI Convertible

La cámara de marcha atrás aumenta el confort y proporciona un auténtico plus de seguridad. La cámara, integrada en la parte trasera, transmite al sistema multimedia central COMAND Online (opcional) imágenes de lo que sucede detrás del vehículo. De este modo, no sólo facilita el estacionamiento, sino también las maniobras realizadas en entornos con mala visibilidad.

Los nuevos elementos ópticos con transmisión digital de imágenes y funciones electrónicas de zoom adicionales proporcionan una representación optimizada en cada situación de marcha. El modo «Back-In» asiste al conductor al maniobrar, mostrando en la pantalla líneas auxiliares dinámicas que indican la ruta correspondiente del vehículo.

Si el vehículo está equipado con un enganche para remolque, se habilita un modo adicional. En primer lugar, el modo «Back-In» marca el eje central del vehículo y asiste al conductor a centrarlo con respecto a la barra de remolque. Una vez que el conductor se ha acercado al remolque, puede aproximarse con precisión a la barra con ayuda del modo de zoom. Una línea auxiliar dinámica que indica la ruta correspondiente del vehículo con el giro actual del volante le ayuda en esta maniobra.

Detector de cambio de carril disponible para el E 500 CGI Convertible

El detector de cambio de carril avisa al conductor mediante ligeras vibraciones en el volante en cuanto cruza por inadvertencia una línea delimitadora de la calzada reconocida por el sistema. Si se ha accionado el intermitente o se gira claramente el volante, el sistema asume que se trata de un cambio de carril voluntario y omite la advertencia.

Control de ángulo muerto disponible para el E 500 CGI Convertible

El control de ángulo muerto asiste al conductor al cambiar de carril, ayudándole a detectar peligros debidos a la presencia de otros vehículos a los lados y detrás del propio automóvil. Un triángulo de advertencia brilla en el espejo retrovisor del lado correspondiente, cuando el sistema registra la presencia de otro vehículo en la zona supervisada con mala visibilidad.

Fase 2: ante un peligro.

Mercedes-Benz es sinónimo de seguridad en la conducción. Por ello, nuestros vehículos pueden asistir a los pasajeros también en situaciones críticas de marcha. Para que prácticamente todos los viajes sean buenos.

Servofreno de emergencia BAS PLUS con asistente para cruces y protección de peatones disponible para el E 500 CGI Convertible

Hasta ahora, el servofreno de emergencia de acción preventiva BAS PLUS asistía ya al conductor a evitar peligros de colisión por alcance en relación con el tráfico rodado o con obstáculos estáticos. El sistema permanece activo hasta los 250 km/h y asegura la fuerza de frenado necesaria si el conductor ejecuta una frenada de emergencia.

En la nueva Clase E, la función del BAS PLUS se amplía por primera vez con una reacción a objetos en movimiento en sentido transversal (asistente para cruces) y con peatones (protección de peatones), contemplando así situaciones relevantes en el tráfico urbano y en cruces. El sistema puede detectar vehículos circulando en sentido transversal y peatones detenidos o en movimiento a baja velocidad en el entorno por delante del vehículo, advertir al conductor y asistirle en frenadas de emergencia hasta una velocidad de 72 km/h.

Sistema de protección de ocupantes PRE-SAFE®

El sistema de protección de los ocupantes PRE-SAFE® puede detectar a tiempo situaciones críticas de conducción y, si resulta necesario, activar a título preventivo sistemas de seguridad reversibles, con el fin de reducir el riesgo de lesiones de los ocupantes.

Para ello, PRE-SAFE® evalúa permanentemente los datos recogidos por los sensores de diversos sistemas, como el ESP® y el servofreno de emergencia BAS, y puede detectar, por ejemplo, un sobreviraje o subviraje pronunciado o una frenada de emergencia.

Si el sistema detecta una situación crítica típica, milésimas de segundo bastan para activar pretensores eléctricos en los cinturones, colocar el asiento del acompañante de ajuste eléctrico (sólo en combinación con el kit de memorias) en una posición más favorable para afrontar el impacto y cerrar automáticamente las ventanillas laterales.

Sistema de protección de ocupantes PRE-SAFE®

El sistema de protección de los ocupantes PRE-SAFE® puede detectar a tiempo situaciones críticas de conducción y, si resulta necesario, activar a título preventivo sistemas de seguridad reversibles, con el fin de reducir el riesgo de lesiones de los ocupantes.

Para ello, PRE-SAFE® evalúa permanentemente los datos recogidos por los sensores de diversos sistemas, como el ESP® y el servofreno de emergencia BAS, y puede detectar, por ejemplo, un sobreviraje o subviraje pronunciado o una frenada de emergencia.

Si el sistema detecta una situación crítica típica, milésimas de segundo bastan para activar pretensores eléctricos en los cinturones, colocar el asiento del acompañante de ajuste eléctrico (sólo en combinación con el kit de memorias) en una posición más favorable para afrontar el impacto y cerrar automáticamente las ventanillas laterales.

Freno PRE-SAFE® disponible para el E 500 CGI Convertible

Si se detecta peligro de colisión a una velocidad de 7 a 200 km/h y el conductor no frena a tiempo, se emiten las advertencias ópticas y acústicas del freno PRE-SAFE®.

Si el conductor no reacciona a esta advertencia, se inicia un frenado autónomo con fuerza parcial y una deceleración máxima de 4 m/s² unos 1,6 segundos antes del impacto.

Si el sistema valora la situación como altamente crítica y el conductor sigue sin reaccionar, puede llevarse a cabo un frenado a fondo automático unos 0,6 segundos antes de la colisión detectada como inevitable. El freno PRE-SAFE® de la nueva Clase E actúa por primera vez también en combinación con los peatones detectados.

PRE-SAFE® PLUS disponible para el E 500 CGI Convertible

El sistema de protección de los ocupantes PRE-SAFE® incorporado de serie puede completarse en combinación con el paquete de asistencia a la conducción Plus opcional con el sistema PRE-SAFE® PLUS disponible por primera vez.

Se amplía la supervisión del entorno del vehículo con la detección de objetos en movimiento por detrás, a fin de poder iniciar medidas preventivas de protección si existe peligro inminente de colisión por alcance. Además, es posible frenar a título preventivo el vehículo, por ejemplo, para evitar que pueda desplazarse de forma incontrolada durante o después de un accidente y acercarse al tráfico en sentido contrario.

Fase 3: en caso de accidente.

Los automóviles de Mercedes-Benz disponen de numerosos sistemas de seguridad para evitar accidentes. Pero si sucede algo, diferentes medidas de seguridad intervienen para conseguir la mejor protección posible de todos los ocupantes.

Airbags para conductor y acompañante

Los airbags para el conductor y el acompañante pueden ayudar a proteger el tórax y la cabeza en caso de accidente, estabilizando además el cuerpo completo. De ese modo, pueden reducir la gravedad de las lesiones sufridas en un accidente. Si los sensores de impacto detectan un accidente de suficiente gravedad, se disparan los airbags..

Sistema de anclaje ISOFIX para sillas infantiles

A los anclajes ISOFIX en los asientos pueden sujetarse sillas infantiles que utilicen el sistema ISOFIX. Gracias al montaje sencillo de las sillas infantiles con ayuda de este sistema, disminuye el riesgo de una sujeción incorrecta. Los dos puntos de sujeción adicionales TopTether permiten sujetar una correa adicional que impide que la silla infantil pueda volcar hacia delante. De ese modo mejora la estabilidad del sistema de sujeción de la silla.

Reposacabezas de confort NECK-PRO para conductor y acompañante

Los reposacabezas de confort NECK-PRO para el conductor y el acompañante se activan durante una colisión por alcance y pueden reducir el riesgo de que el ocupante del asiento sufra el llamado efecto latigazo. Estos reposacabezas recogen antes el peso de la cabeza y descargan así las vértebras cervicales. Para ello, un mecanismo cargado por resorte desplaza el reposacabezas hacia adelante y hacia arriba. Una vez activados, los reposacabezas pueden colocarse a mano en su posición original.

Airbags laterales y de cadera para conductor y acompañante

Los airbags laterales y de cadera incorporados de serie para el conductor y el acompañante ayudan a proteger lateralmente el cuerpo en caso de choque lateral, estabilizando además el cuerpo completo. De ese modo, pueden reducir el riesgo de sufrir lesiones de gravedad a consecuencia de un accidentes

Se disparan si la unidad de control central y los sensores satélite laterales detectan un valor de deceleración o aceleración elevado en sentido transversal. Las bolsas de los airbags se extienden a la altura del pecho, entre el ocupante y la pared lateral.

El airbag de cadera se despliega en el espacio libre existente entre la cadera de los ocupantes de los asientos delanteros y el revestimiento interior de la puerta. El airbag de cadera se apoya sobre la superficie afectada por el impacto, de modo que empuja la cadera del ocupante en una fase muy temprana del siniestro, separándola del revestimiento interior de la puerta.

Opcionalmente se dispone de airbags laterales para los ocupantes de las plazas traseras.

Arco protector integrado en los reposacabezas traseros

La estructura del marco del techo y los montantes delanteros puede soportar esfuerzos especialmente elevados. Estos últimos incorporan un refuerzo tubular que, junto con los arcos protectores, ofrece a los ocupantes una eficaz protección en caso de vuelco. Los alojamientos de los arcos protectores están plenamente integrados en los reposacabezas de los asientos traseros, y fijados a la carrocería por detrás del respaldo trasero. Pueden extenderse en fracciones de segundo en cuanto los sensores de impacto de control de los airbags detectan peligro de accidente.

Fase 4: tras el accidente.

A fin de reducir los daños derivados de un siniestro y facilitar la evacuación de las personas afectadas entran en acción diversas medidas en función del tipo y la gravedad de la colisión:

  • Máxima protección posible: puede desconectarse automáticamente el motor e interrumpirse la alimentación de combustible.
  • Llamativo alumbrado: los intermitentes de advertencia y el alumbrado interior de emergencia se pueden encender automáticamente para evitar posteriores accidentes y facilitar la búsqueda del vehículo accidentado.
  • Buenas opciones de escape: las puertas se pueden desbloquear automáticamente.
  • Mejores opciones de rescate: se han dispuesto juntas de seccionamiento entre los guardabarros y las puertas que facilitan su apertura en caso de choque frontal.
Clase E Convertible
Clase E Convertible
Clase E Convertible
Clase E Convertible
Clase E Convertible
Clase E Convertible
Clase E Convertible
Clase E Convertible
Clase E Convertible
Clase E Convertible
Clase E Convertible
Clase E Convertible
Clase E Convertible