Confort en el habitáculo. Un interior que invita a soñar.

GLC

Confort en el habitáculo. Un interior que invita a soñar.

Es natural que quiera poner cuanto antes en movimiento su nuevo GLC. Pero le recomendamos que dedique antes unos instantes a contemplar este habitáculo de ensueño. Más espacio, más flexibilidad, más sensación de calidad. Así de fácil sería describir el confort en el nuevo GLC. Más que una invitación, es una coacción a primera vista.

La disponibilidad de un equipo depende del motor y la configuración elegidos. Encontrará estos detalles en la información del equipamiento correspondiente.

Asiento del conductor con ajuste eléctrico y función de memoria, incluyendo retrovisores exteriores con posición de aparcamiento

Climatización automática THERMATIC con dos zonas climáticas

La climatización automática THERMATIC con dos zonas climáticas ofrece un confort climático individual para el conductor y el acompañante. Es posible ajustar la temperatura por separado a cada lado. En función del ajuste seleccionado se refrigera o se calienta automáticamente el aire.

Además, un filtro de carbón activado retiene el polvo fino y mejora la calidad del aire en el vehículo. Este filtro retiene polvo, hollín y polen del aire y reduce adicionalmente las sustancias nocivas y los olores.

Con el fin de evitar que se empañen los cristales, un sensor de punto de rocío mide la humedad absoluta del aire en el parabrisas.

Reposacabezas (5), con 4 vías de ajuste para el conductor y el acompañante y 2 vías de ajuste en las plazas traseras

Techo corredizo panorámico con persiana eléctrica y función de inversión de sentido (opcional)

Las amplias superficies de cristal de este sistema de techo aseguran un ambiente especialmente luminoso y agradable en el interior. Está formado por un techo panorámico fijo de cristal en la parte trasera y un techo corredizo de cristal con accionamiento eléctrico delante para una ventilación individual del habitáculo.

Las prácticas funciones del techo corredizo panorámico aumentan el confort durante la marcha. Por ejemplo, el techo corredizo se adapta automáticamente en tres niveles a la velocidad del vehículo. A alta velocidad desciende el techo de cristal. De ese modo disminuyen el nivel de ruidos y la circulación de aire en el habitáculo. Del mismo modo, el techo de cristal se eleva de nuevo a medida que disminuye la velocidad.

Si el vehículo está estacionado, es posible abrir y cerrar el techo corredizo panorámico también desde el exterior en combinación con KEYLESS-GO. Utilizando la llave electrónica de contacto es posible activar las funciones «apertura de verano» y «cierre de confort» manteniendo oprimidas las teclas correspondientes durante un periodo de tiempo más largo.

Si comienza a llover, el techo corredizo panorámico reacciona también de forma autónoma: si está abierto, se coloca automáticamente en la posición elevada, y evita de ese modo que entre agua en el habitáculo.

GLC
GLC