El concepto integral de seguridad de Mercedes-Benz divide la seguridad vial en cuatro fases:

Pocos aspectos estimulan tanto a los ingenieros de Mercedes-Benz como la investigación en nuevas tecnologías de seguridad. Ya en los años cincuenta establecieron un primer hito en la búsqueda de la seguridad integral con la creación del habitáculo indeformable de seguridad, inventado por Béla Barényi. En la actualidad no es sino una pieza más dentro del concepto integral de seguridad que aproxima a los vehículos de Mercedes-Benz a nuestro objetivo prioritario: una conducción sin accidentes.

La disponibilidad de un equipo depende del motor y la configuración elegidos. Encontrará estos detalles en la información del equipamiento correspondiente.

Fase 1: conducción segura.

La mayoría de los accidentes empiezan mucho antes de que se produzca una colisión: una distracción, falta de visibilidad o un peligro imprevisto. El concepto de seguridad de Mercedes-Benz contribuye a que los viajes sean seguros con numerosas medidas que favorecen una conducción relajada en condiciones normales y le ayudan a enfrentarse con éxito a situaciones críticas.


ADAPTATIVE BRAKE con función HOLD, ayuda al arranque en pendientes, llenado anticipado y frenos secos al conducir sobre calzada húmedas

Luz de freno adaptativa, intermitente

Durante una frenada de emergencia, la luz de freno parpadeante puede contribuir a acortar claramente el tiempo de reacción de los conductores de los vehículos que circulan por detrás. Con ello, la luz de freno adaptativa en técnica LED aporta una contribución importante a evitar colisiones por alcance.

Ayuda activa para aparcar con PARKTRONIC

Sistema de alerta por cansancio ATTENTION ASSIST

Siempre velamos por usted. Con el análisis de su estilo de conducción al conducir en una gama de velocidad de 60 a 200 km/h, ATTENTION ASSIST puede recordarle a tiempo la necesidad de parar para descansar. Por su propia seguridad.

Este sistema puede aumentar la seguridad de conducción, especialmente en viajes largos y al conducir de noche. ATTENTION ASSIST analiza el manejo al volante por parte del conductor para detectar síntomas típicos de agotamiento y una falta de atención acusada, y le advierte con señales ópticas y acústicas del peligro de microsueños.

Servofreno de emergencia BAS

Por muy precavido que se sea, en el tráfico rodado siempre pueden producirse situaciones críticas. Por ejemplo, si el vehículo que circula por delante decelera de forma súbita. En este caso, el servofreno de emergencia BAS asiste al conductor con la presión de frenado necesaria acorde a la situación de peligro.

El sistema puede detectar una frenada de emergencia del conductor y aumentar en fracciones de segundo la presión de frenado para acortar la distancia de parada. Para ello, el servofreno de emergencia interpreta la velocidad con la que el conductor acciona el pedal del freno.

Al mismo tiempo, el sistema antibloqueo de frenos ABS dosifica la fuerza de frenado hasta llegar al límite de resbalamiento, de modo que el conductor conserva la capacidad de maniobrar el vehículo . Si se levanta el pie del pedal del freno, se desconecta el aumento automático de la fuerza de frenado.

Programa electrónico de estabilidad ESP®

Si se produce una situación crítica de conducción, el programa electrónico de estabilidad ESP® puede contrarrestar tendencias del vehículo a derrapar. El ESP® reduce tendencias sobreviradoras o subviradoras del vehículo mediante una intervención selectiva en los frenos de ruedas individuales, aumentando así la seguridad de conducción.

LED Intelligent Light System

Experimente cómo su vehículo es capaz de ver. Y de actuar en consecuencia. Diferentes condiciones climáticas, de luminosidad y de conducción plantean requisitos diferentes al equipo de alumbrado de un vehículo.

A fin de garantizar la mejor visibilidad posible en carreteras y autopistas, al cambiar de dirección y en curvas, el LED Intelligent Light System se adapta automáticamente a las condiciones climatológicas, de luminosidad y de conducción. En este sistema, la luz de cruce se sustituye por la luz para carretera y la luz para autopista. Ilumina el arcén de la calzada en el lado del vehículo con más brillo y más alcance que la luz de cruce convencional. De ese modo mejora la orientación del conductor, y éste puede reaccionar antes.

Todas las funciones de los faros se realizan con tecnología LED de bajo consumo. Junto a su llamativo diseño, la técnica LED convence por una gran intensidad luminosa, un consumo muy bajo de energía, una larga vida útil y una luz blanca agradable, similar al espectro de la luz diurna.

Gracias a la función «Coming Home», no necesitará buscar su vehículo en un aparcamiento. El alumbrado de localización azul de LED brilla al bloquear y desbloquear el cierre con el radiotelemando y asegura que encuentre con rapidez el camino hasta su automóvil.

Otros equipos de este sistema:

  • Luces activas que aumentan claramente el alcance de los faros en curvas
  • Luz antiniebla ampliada para facilitar la orientación en condiciones de mala visibilidad
  • Luz de giro de conexión automática que mejora el alumbrado de la calzada, proyectando luz adicional en el lado a que se dirige el vehículo

Detector de cambio de carril

La falta de atención o el cansancio pueden ser la causa de que un vehículo se salga de su carril sin que lo advierta el conductor. El sistema puede detectar el peligro de salirse involuntariamente del carril y advertir hápticamente al conductor mediante vibraciones periódicas en el volante.

Para ello, el sistema evalúa las imágenes de una cámara situada detrás del parabrisas. Las líneas delimitadoras de la calzada se registran por medio de las diferencias de contraste. A partir de estos datos y de la actividad registrada del conductor, el detector de cambio de carril determina si el cambio de carril es voluntario o fruto de inadvertencia.

Por ejemplo, se inhibe de antemano cualquier intervención si el conductor acciona el intermitente, acelera con fuerza o acorta en una curva. El sistema trabaja en un margen de velocidad de 60 a 200 km/h; puede conectarse y desconectarse en el cuadro de instrumentos mediante el menú «Sistemas de asistencia a la conducción», en donde puede ajustarse también la sensibilidad (estándar/adaptativa).

Control de ángulo muerto

Este sistema hace visible una de las mayores fuentes de peligro en el tráfico. Si se detecta la presencia de un vehículo en el ángulo muerto, brilla un triángulo rojo en el retrovisor exterior. Si el conductor ignora esta indicación y acciona el intermitente, se emite adicionalmente una advertencia acústica.

Los sensores de radar del control de ángulo muerto supervisan la zona difícilmente visible junto al vehículo y detrás de éste. En el momento en que se detecta otro usuario de la vía en la zona del ángulo muerto brilla un triángulo rojo en el retrovisor exterior del lado correspondiente. Si el conductor ignora esta indicación y acciona el intermitente, el testigo de advertencia comienza a parpadear y se emite adicionalmente una advertencia acústica.

El control de ángulo muerto está activo al conducir a velocidades de 30 a 250 km/h. Por debajo de los 30 km/h, un triángulo amarillo muestra que el sistema está inactivo. El control de ángulo muerto puede conectarse y desconectarse mediante el menú «Sistemas de asistencia» en el cuadro de instrumentos.


Fase 2: ante un peligro.

Mercedes-Benz es sinónimo de seguridad en la conducción. Por ello, nuestros vehículos pueden asistir a los pasajeros también en situaciones críticas de marcha. Para que prácticamente todos los viajes sean buenos.

Sistema antibloqueo de frenos (ABS)

Afrontar situaciones críticas con una efectividad aún mayor: para lograrlo, los ingenieros de Mercedes-Benz han perfeccionado este sistema, acreditado desde hace decenios. Ello permite controlar el vehículo aunque la situación sea comprometida.

El sistema antibloqueo de frenos (ABS) aumenta la seguridad de conducción, especialmente al frenar en situaciones de peligro, pues impide que se bloqueen las ruedas. De ese modo, el conductor conserva el control sobre su vehículo, por ejemplo, en maniobras rápidas de cambio de carril o al frenar sobre calzadas resbaladizas.

Sistema de control de tracción (ASR)

Ponerse en marcha y acelerar sobre nieve, sobre calzadas húmedas o sobre suelo sin compactar: en situaciones de ese tipo, el sistema de control de tracción (ASR) reduce la tendencia de las ruedas a girar en vacío y previene de ese modo un derrape lateral del vehículo.

El sistema utiliza sensores de número de revoluciones para supervisar el resbalamiento de las ruedas. Si el sistema de control de tracción aprecia que una rueda tiende a patinar, corrige el número de revoluciones de la rueda mediante frenado y una intervención en la gestión del motor. De ese modo disminuyen el resbalamiento y la tendencia a girar en vacío de la rueda.

COLLISION PREVENTION ASSIST PLUS

En el tráfico rodado es importante registrar en la medida de lo posible todo aquello que sucede alrededor del vehículo. Con esta tecnología aumentamos el radio de percepción. Para que usted mismo o el servofreno de emergencia adaptativo puedan actuar a tiempo.

El sistema advierte al conductor con señales ópticas si la distancia respecto al vehículo precedente es insuficiente, y con señales acústicas si detecta peligro de colisión. El sistema puede asimismo reforzar la acción de frenado del conductor y, si éste no reacciona, reducir de forma autónoma la velocidad.

Para ello hemos combinado una advertencia por distancia basada en radar, la asistencia al frenar del servofreno de emergencia adaptativo y una frenada parcial autónoma. Si la separación respecto al vehículo delantero es menor que la distancia de seguridad durante varios segundos al circular en la gama de velocidad de 30 a 250 km/h, se muestra un testigo de advertencia en el cuadro de instrumentos. Si disminuye rápidamente la separación, se emite además una advertencia acústica.

El sistema detecta peligro de colisión con objetos en movimiento en la gama de velocidad de 7 a 250 km/h y con obstáculos estacionarios en la gama de 7 hasta aproximadamente 70 km/h. En estos casos, el servofreno de emergencia adaptativo asiste al conductor en el frenado de emergencia. Este equipo aumenta en caso necesario la presión de frenado para intentar evitar el alcance.

Si el conductor no actúa, el sistema inicia automáticamente un frenado parcial. De ese modo disminuye ya claramente la velocidad y el conductor recibe una nueva advertencia háptica. Si la velocidad relativa es reducida, esta intervención puede ser suficiente para evitar una colisión por alcance.

Sistema electrónico de tracción 4ETS para tracción integral

Sistema PRE-SAFE®

Cada vehículo de Mercedes-Benz alberga una experiencia de decenios en el desarrollo de técnica de seguridad, que tiene como fin reducir la probabilidad de que se produzcan situaciones críticas. No obstante, si alguna vez se encuentra en peligro, este sistema le ayuda con medidas preventivas y de protección.

El sistema PRE-SAFE® conjuga medidas de protección pasivas y activas. Los cinturones de seguridad y los airbags pueden proteger mejor a los ocupantes si se combinan con sistemas activos, como los sistemas de asistencia a la conducción o el servofreno de emergencia.

Para ello, el sistema PRE-SAFE® evalúa permanentemente los datos recogidos por los sensores de otros sistemas, como el programa electrónico de estabilidad ESP® y el servofreno de emergencia BAS, y puede detectar, por ejemplo, un sobreviraje o un subviraje pronunciados o una frenada de emergencia.

El sistema puede detectar con anterioridad situaciones críticas de conducción y, si existe peligro de accidente, iniciar medidas preventivas para protección de los ocupantes. Se incluyen, por ejemplo, el pretensado reversible de los cinturones o el cierre automático de las ventanillas laterales abiertas.

El sistema pone a disposición las siguientes funciones:

  • Mayor seguridad de los ocupantes mediante la activación de mecanismos de protección
  • Protección de los ocupantes frente a objetos desprendidos o que penetren en el interior
  • Refuerza la acción de protección de los cinturones y airbags

Fase 3: en caso de accidente.

Los automóviles de Mercedes-Benz incorporan numerosos sistemas de seguridad destinados a evitar accidentes. Si esto no es suficiente para impedir un siniestro, entran en acción medidas encaminadas a garantizar la máxima protección a los ocupantes del propio vehículo y a terceros involucrados.

Airbags para conductor y acompañante

Nuestros vehículos cuentan con un elenco completo de equipos de seguridad. Es probable que no experimente nunca algunos de ellos. Como es lógico, pues están concebidos solamente para reaccionar en el peor de los casos. Para protegerle a usted y a sus pasajeros.

Los airbags contribuyen a proteger la zona del tórax y de la cadera del conductor y el acompañante durante una colisión. Además, estabilizan el cuerpo completo. De ese modo puede reducirse el riesgo de lesiones graves en caso de accidente. La activación se lleva a cabo de forma progresiva, en función de la gravedad del impacto.

El detector automático de asiento ocupado integrado puede activar o desactivar el airbag del acompañante en función del resultado de la clasificación de la ocupación del asiento con ayuda de una placa sensora a la presión. Si se monta una silla infantil orientada hacia atrás, por ejemplo, se desactiva el airbag del acompañante.

Protección de los peatones (capó activo)

Nuestros vehículos han sido concebidos de modo que actúan activamente en situaciones de peligro o si resulta imposible evitar una colisión. Ello ayuda a reducir al mínimo las consecuencias de los accidentes. El capó activo para protección de peatones es uno de los numerosos sistemas que hemos desarrollado.

Si se produce una colisión frontal del vehículo con un peatón, se eleva la parte posterior del capó. Al aumentar la separación respecto a los grupos de propulsión situados en el compartimento del motor, se obtiene un espacio adicional de deformación que permite reducir el riesgo de lesiones en determinados supuestos de accidente.

No disponible para Mercedes-AMG GLE 63 4MATIC Coupé y Mercedes-AMG GLE 63 S 4MATIC Coupé.

Airbag de rodillas para el conductor

El airbag de rodillas en el lado del conductor ayuda a proteger las piernas durante una colisión frontal y estabiliza además el cuerpo completo. Por tanto, puede reducir posibles lesiones graves a consecuencia de un accidente.

Protección contra colisiones laterales

Una pared lateral con estructura compuesta de alta estabilidad brinda la mejor protección posible a los ocupantes en caso de colisión lateral.

Airbag laterales para conductor y acompañante (airbag combinado de tórax y cadera)

Sensores delanteros y de vuelto

Si se producen un choque frontal o un vuelco, el sistema asegura el disparo rápido y conforme con la situación de los sistemas de retención, como airbags y pretensores. Sensores frontales y sensores de vuelco pueden contribuir a mejorar la detección de estas situaciones.

Los sensores frontales pueden acortar el tiempo que transcurre entre la colisión y el comienzo de activación de los pretensores de cinturón. Los airbags se despliegan antes y de acuerdo con la situación, en dos etapas.

La unidad electrónica de control utiliza los datos suministrados por los sensores de vuelco para activar los pretensores y disparar los dos windowbags, que se extienden a modo de cortina de protección por delante de las ventanillas laterales. En caso de choque lateral se dispara solamente el windowbag del lado en el que tiene lugar el impacto.

Windowbags

Si se produce una colisión lateral, el windowbag cubre las ventanillas laterales y puede reducir de ese modo el riesgo de un golpe con la cabeza sobre la superficie lateral del vehículo y de la penetración de objetos del exterior. De ese modo, protegen al conductor y el acompañante.


Fase 4: tras el accidente.

A fin de reducir los daños derivados de un siniestro y facilitar la evacuación de las personas afectadas, pueden entrar en acción diversas medidas en función del tipo de accidente y la gravedad de la colisión registrados por el sistema:

  • Máxima protección posible: puede desconectarse automáticamente el motor e interrumpirse la alimentación de combustible.
  • Llamativo alumbrado: los intermitentes de advertencia y el alumbrado interior de emergencia se pueden encender automáticamente para evitar posteriores accidentes y facilitar la búsqueda del vehículo accidentado.
  • Ventilación automática: las ventanillas bajan automáticamente si se activan los airbags.
  • Apertura sencilla: Tras un accidente grave, las puertas se desbloquean automáticamente, lo que facilita su apertura a los ocupantes o los servicios de rescate.
  • Mejores opciones de rescate: se han dispuesto juntas de seccionamiento entre los guardabarros y las puertas que facilitan su apertura en caso de choque frontal.

Tras un accidente, cada segundo puede ser decisivo para el rescate de los ocupantes del vehículo. Partiendo de esta premisa y mediante una innovación pequeña pero eficaz, Daimler ha dado con una fórmula para poner con rapidez a disposición de los equipos de salvamento detalles constructivos específicos del vehículo en el mismo lugar del accidente. Los adhesivos con el código QR se colocan en la tapa del depósito de combustible y en el montante central del lado opuesto del vehículo. Estos adhesivos pueden reequiparse de forma sencilla y se colocan de serie en todos los vehículos nuevos. Si es necesario intervenir después de un accidente, los cuerpos de salvamento escanean el código QR utilizando un smartphone o una tableta y tienen acceso rápido y fiable a la ficha correspondiente del vehículo, que facilita las tareas de rescate.[1]

Más información sobre el adhesivo para equipos de salvamento

El Manual para equipos de salvamento desarrollado por Mercedes-Benz como material de información para los cuerpos de rescate está disponible en Internet en varios idiomas

Guía para servicios de salvamento (página web de Daimler AG)


[1] Requisito: se precisa una conexión a Internet.