Tren de rodaje. Define de nuevo la elegancia del asfalto.
Clase S Convertible

Con rumbo al horizonte. Con clase y estilo.

El tren de rodaje de gama alta de la Clase S Cabrio conjuga una agilidad sobresaliente con una amortiguación excelente, alta estabilidad de marcha y una adherencia optimizada a la calzada. Descubra dimensiones desconocidas de conducción a techo descubierto: deportiva-expresiva, liviana-lúdica y siempre estable.

La disponibilidad de un equipo depende del motor y la configuración elegidos. Encontrará estos detalles en la información del equipamiento correspondiente

Encontrará estos detalles en la información del equipamiento correspondiente.

AIRMATIC con regulación progresiva de la amortiguación

¡Disfrute de la sensación de conducir un Mercedes-Benz como no la hecho nunca! Podrá notar como se ajusta la suspensión conforme el vehículo adquiere velocidad. Así disfrutará de una estabilidad de marcha inmejorable.

El sistema de suspensión neumática, combinado con una regulación progresiva de la amortiguación, ofrece confort de rodadura y dinamismo de conducción a muy alto nivel. La amortiguación en cada una de las ruedas se adapta a la situación actual de conducción, y es posible elegir entre un ajuste más confortable y otro deportivo.

Disfrute de una suspensión básica suave y, a medida que aumenta la velocidad, una sensación segura de alta estabilidad. Al circular por curvas o al frenar reduce con eficacia los movimientos de balanceo y cabeceo. Con los niveles «Confort» o «Sport» puede decidir si prefiere una conducción confortable o deportiva.

El sistema dispone además de regulación de nivel integral. De este modo, la altura del vehículo es independiente de su carga útil. Para aumentar la altura libre sobre el suelo, el vehículo puede elevarse 30 milímetros. A alta velocidad se reduce la altura del vehículo en hasta 20 milímetros para reducir la resistencia aerodinámica y aumentar la estabilidad.

Tren de rodaje deportivo AMG basado en AIRMATIC

Unimos extremos aparentemente opuestos. Una estabilidad de marcha ágil y confort de conducción. Este tren de rodaje le permite decidir hasta qué punto quiere que así sea. Basta con pulsar un botón para determinar cuál debe ser el reglaje de la suspensión de las ruedas.

El tren de rodaje deportivo AMG basado en AIRMATIC con dimensionamiento cinemático, elastocinemático y parametrización de la regulación progresiva de la amortiguación específicos para AMG, garantiza una agilidad y un control del vehículo excepcionales. El conductor puede elegir entre dos ajustes: confortable para recorridos largos o rígido y deportivo.

Si selecciona el reglaje «sport», dispondrá de una característica marcadamente deportiva con ángulos de balanceo reducidos y una amortiguación de la carrocería más rígida. Por el contrario, el reglaje «confort» brinda mayor confort.

El tren de rodaje deportivo AMG combina una agilidad y estabilidad muy elevadas con el confort de conducción típico de Mercedes-Benz. La vía más ancha y una caída más acusada en los dos ejes, en combinación con una armonización más rígida de los muelles y los amortiguadores garantiza propiedades de marcha impecables, incluso en el margen límite.

Este tren de rodaje está fabricado casi íntegramente con aluminio. Tanto las manguetas y los brazos portamuelles del eje delantero de 4 brazos, como casi todos los componentes del guiado de las ruedas del eje multibrazo trasero son de este material. Ello permite mejorar la agilidad y la respuesta de los elementos de los muelles y los amortiguadores, y el vehículo puede alcanzar velocidades más elevadas al circulas en curvas.

No disponible para S 500.

Dirección paramétrica deportiva AMG

Con una desmultiplicación del engranaje de la dirección directa y constante de 13,5

1, la dirección paramétrica deportiva AMG permite un estilo de conducción deportivo. En función del reglaje del tren de rodaje seleccionado, la adaptación de la curva característica confiere una sensación de conducción deportiva o más confortable.

No disponible para S 500.

Dirección directa con asistencia variable en función de la velocidad y desmultiplicación variable del engranaje de la dirección

La dirección directa completa el confort de una servodirección variable en función de la velocidad, combinándola con una desmultiplicación variable en función del ángulo de giro del volante. Esto conduce a reacciones más ágiles del vehículo, por ejemplo, en trayectos con muchas curvas, y aumenta la estabilidad direccional en rectas.

De ese modo es posible maniobrar cómodamente a baja velocidad, o circular a alta velocidad en rectas con gran estabilidad direccional. El volante con ajuste eléctrico de la altura y la posición longitudinal con sistema de acceso de confort EASY-ENTRY aumenta el confort.

Clase S Convertible
Clase S Convertible