Tren de rodaje: las estrellas no pierden la orientación.


Deslizarse en vez de rodar

La Clase S debe satisfacer expectativas muy elevadas al confort de conducción y transmitir la inmejorable sensación de ir a bordo de un Mercedes-Benz. La avanzada tecnología del tren de rodaje de la nueva Clase S Coupé cumple plenamente estos requisitos.

Los pasajeros no perciben prácticamente los cambios en la superficie del firme o posibles irregularidades. Independientemente de si practica un estilo de conducción deportivo o relajado.

La disponibilidad de un equipo depende del motor y la configuración elegidos. Encontrará estos detalles en la información del equipamiento correspondiente.

AIRMATIC con regulación progresiva de la amortiguación. Disponible en S500

El sistema de suspensión neumática, combinado con una regulación progresiva de la amortiguación, ofrece confort de rodadura y dinamismo de conducción a muy alto nivel. La amortiguación en cada una de las ruedas se adapta a la situación actual de conducción, y es posible elegir entre un ajuste más confortable y otro deportivo.

Los ocupantes disfrutan de una suspensión básica suave y, a medida que aumenta la velocidad, una sensación segura de alta estabilidad. Un coeficiente elástico más duro, por ejemplo en curvas, o al frenar, reduce con eficacia los movimiento de balanceo y cabeceo.

Es posible elegir un reglaje más bien confortable o deportivo para AIRMATIC con los ajustes «Confort» y «Sport». La regulación de nivel integral hace posible aumentar la altura del vehículo al circular por calzadas en mal estado o en pendientes acusadas.

A alta velocidad se reduce automáticamente la altura del vehículo para mejorar la estabilidad de marcha y reducir la resistencia aerodinámica: una contribución adicional que ayuda a reducir el consumo de combustible.

Disponible solamente para el S 500 4MATIC.

Dirección paramétrica deportiva AMG. Disponible para S63 y S65

Con una desmultiplicación del engranaje de la dirección directa y constante de 13,5 : 1, la dirección paramétrica deportiva AMG permite un estilo de conducción deportivo. En función del reglaje del tren de rodaje seleccionado, la adaptación de la curva característica confiere una sensación de conducción deportiva o más confortable.

Disponible solamente para los modelos AMG.

Tren de rodaje deportivo AMG basado en AIRMATIC. Disponible para S63 y S65

El tren de rodaje deportivo AMG basado en AIRMATIC con dimensionamiento específico AMG de las características cinemáticas y elastocinemáticas y de los parámetros para la regulación progresiva de la amortiguación garantiza una agilidad y un control del vehículo excepcionales. El conductor puede elegir entre dos ajustes: confortable para recorridos largos o rígido y deportivo.

Disponible solamente para el S 63 AMG 4MATIC.

Tren de rodaje deportivo AMG basado en MAGIC BODY CONTROL con función de inclinación en curvas Disponible para S65

El tren de rodaje deportivo AMG basado en MAGIC BODY CONTROL conjuga con maestría un dinamismo y precisión excepcionales con un elevado confort en recorridos largos. La función de inclinación en curvas reduce las fuerzas transversales percibidas y aumenta el placer de conducción especialmente en tramos sinuosos.

La función de inclinación en curvas permite al vehículo inclinarse hasta un ángulo de 2,65° hacia el interior de la curva. De ese modo se reducen notablemente las fuerzas transversales percibidas, y la conducción dinámica por curvas resulta aún más divertida. El tren de rodaje se adapta a las ondulaciones de la calzada antes de sobrepasarlas. De ello se encarga la innovadora función ROAD SURFACE SCAN, todo un hito tecnológico.

Con ayuda de una cámara estereoscópica situada por detrás del espejo retrovisor se registra con precisión el relieve de la calzada por delante del vehículo, lo que permite adaptar la suspensión y la amortiguación de cada rueda a las irregularidades de la calzada antes de llegar a ellas. La función ROAD SURFACE SCAN está activa hasta una velocidad de 130 km/h y es capaz de detectar las curvas.

Los ajustes «Confort», «Sport» y «Curve» permiten adaptar la suspensión según las preferencias personales, confortable o rígida y deportiva, y también activar la función de inclinación en curvas.

La regulación de nivel integral de acción hidráulica mantiene constante la altura del vehículo, con independencia de la carga efectiva. Para aumentar la altura libre sobre el suelo es posible elevar 40 milímetros la altura del vehículo. A alta velocidad se reduce la altura del vehículo en hasta 10 milímetros permitiendo con ello reducir la resistencia aerodinámica y aumentar la estabilidad.

Disponible solamente para el S 63 AMG y el S 65 AMG.

Dirección directa con asistencia variable en finción de la velocidad y desmultiplicación variable del engrane de la dirección.

La dirección directa completa el confort de una servodirección variable en función de la velocidad, combinándola con una desmultiplicación variable en función del ángulo de giro del volante. Esto conduce a reacciones más ágiles del vehículo, por ejemplo, en trayectos con muchas curvas, y aumenta la estabilidad direccional en rectas.

De ese modo es posible maniobrar cómodamente a baja velocidad, o circular a alta velocidad en rectas con gran estabilidad direccional. El volante con ajuste eléctrico de la altura y la posición longitudinal con sistema de acceso de confort EASY-ENTRY aumenta el confort.