Un acompañante ideal en sus viajes: relajación pura.


Un vehículo de ensueño y el arquetipo de todo el ramo: la nueva Clase S. Cualquier contacto, cualquier momento se convierte en una vivencia especial en este singular sedán de lujo: viajar, trabajar, relajarse, disfrutar con serenidad y llegar con seguridad; ningún automóvil le ofrece más que el arquetipo de todos los sedanes.

Habilidad: tranquilidad y serenidad.

La grandeza es un valor en sí mismo, una dimensión de la libertad. En la nueva Clase S, cada uno de los pasajeros tiene a disposición más espacio que nunca. Y cada uno de ellos puede hacer uso de este entorno vital como prefiera; en cualquier caso, llegará siempre relajado al final del viaje.

Esto se consigue con nuevas tecnologías desarrolladas por Mercedes-Benz. Por ejemplo: el aire del habitáculo no sólo se filtra, sino que al mismo tiempo se ioniza. Los asientos pueden equiparse opcionalmente con una función de masaje. Los sistemas de entretenimiento y los sistemas de sonido surround ofrecen numerosas posibilidades y aseguran que los pasajeros no se aburran durante su estancia a bordo.

Trabajar y habitar: una oficina sin emplazamiento fijo.

La estancia en la nueva Clase S no es una pérdida de tiempo. Cada ocupante puede aprovechar el tiempo ya sea para cumplir con sus tareas profesionales o simplemente para recuperar fuerzas en el asiento reclinable.

En la versión larga de la nueva Clase S puede equiparse cada asiento trasero con una mesita plegable y un portavasos; a esto se añaden una toma de corriente de 230 voltios y cristales tintados oscuros que protegen de las miradas indiscretas. A fin de que no se sienta incomunicado a bordo, es posible configurar una red Wi-Fi a bordo por medio de COMAND Online.

Clase s
Clase s
Clase s
Clase s