Cambiar con suavidad y con una técnica acreditada.

La armonía resulta de la supresión de movimientos bruscos. Por ejemplo, en la nueva Clase S: sus cambios automáticos acoplan las marchas de forma casi imperceptible, incluso si se practica un estilo dinámico de conducción. Al mismo tiempo se reducen a un mínimo los ruidos y las vibraciones. Todo ello con el fin de que los pasajeros puedan llegar relajados al destino de su viaje.

Cambio automático 7G-TRONIC PLUS

Mayor confort de viaje, más placer de conducción y menor consumo de combustible: el cambio automático de 7 velocidades evolucionado representa la cumbre de la tecnología de transmisiones de Mercedes-Benz. Los suaves cambios de relación resultan casi imperceptibles, y el nivel más bajo de revoluciones reduce una vez más el nivel de ruidos en el vehículo, ya excelente en la versión anterior.

Siete marchas adelante contribuyen a reducir los saltos de régimen y a una conducción siempre en el margen ideal de revoluciones. La función integrada de parada y arranque ECO apaga automáticamente el motor cuando el vehículo se detiene ante un semáforo o en retenciones, y lo arranca de nuevo al ponerse en marcha.

Es posible acelerar con fuerza en cualquier situación. En ese caso, el cambio reduce automáticamente una o varias marchas, con lo que la capacidad de aceleración aumenta en fracciones de segundo.

Cambiar como en la Fórmula 1: el conductor puede utilizar las levas de cambio DIRECT SELECT en el volante para cambiar a mano de velocidad sin necesidad de retirar las manos del volante. Las posiciones del cambio automático P, R, N y D pueden seleccionarse cómodamente desde el volante con la palanca selectora DIRECT SELECT.

Clase B