El concepto integral de seguridad de Mercedes-Benz divide la seguridad vial en cuatro fases:

Pocos aspectos estimulan tanto a los ingenieros de Mercedes-Benz como la investigación en nuevas tecnologías de seguridad. Ya en los años cincuenta establecieron un primer hito en la búsqueda de la seguridad integral con la creación del habitáculo indeformable de seguridad, inventado por Béla Barényi. En la actualidad no es sino una pieza más dentro del concepto integral de seguridad que aproxima a los vehículos de Mercedes-Benz a nuestro objetivo prioritario: una conducción sin accidentes.

La disponibilidad de un equipo depende del motor y la configuración elegidos. Encontrará estos detalles en la información del equipamiento correspondiente.

Fase 1: conducción segura.

La mayoría de los accidentes empiezan mucho antes de que se produzca una colisión: una distracción, falta de visibilidad o un peligro imprevisto. El concepto de seguridad de Mercedes-Benz contribuye a que los viajes sean seguros con numerosas medidas que favorecen una conducción relajada en condiciones normales y le ayudan a enfrentarse con éxito a situaciones críticas.


Programa electrónico de estabilidad de 3 niveles ESP®

Este sistema ofrece seguridad a la par que placer de conducción. Utilizando la tecla del ESP®, el conductor puede elegir entre tres estrategias individuales de regulación: «ESP® ON» para alta seguridad, «ESP® SPORT HANDLING MODE» para un estilo de conducción más deportivo y «ESP® OFF» para la conducción en circuitos cerrados al público.

Disponible solamente para el Mercedes-AMG SL 63 y el Mercedes-AMG SL 65.

ADAPTIVE BRAKE con ayuda al arranque en pendientes, llenado anticipado, función frenos secos y función HOLD

El equipo de frenos ADAPTIVE BRAKE incrementa el confort de marcha y la seguridad. Por un lado, ayuda a afrontar con seguridad maniobras críticas de frenado con la función básica del sistema antibloqueo de frenos ABS; por el otro, asiste al conductor con funciones de confort como, por ejemplo, la ayuda al arranque en pendientes.

La ayuda al arranque en pendientes impide que el vehículo ruede en sentido opuesto a la marcha seleccionada si el conductor suelta el pedal del freno para accionar el acelerador en una pendiente. La función de «llenado anticipado» apoya las pastillas de los frenos sobre los discos si el conductor retira rápidamente el pie del acelerador. Esta acción permite ganar tiempo y puede disminuir el tiempo de respuesta de los frenos.

Al conducir en días de lluvia, la función «frenos secos» suprime automáticamente la película de agua que se deposita sobre los discos de freno, a fin de reducir el tiempo de reacción del freno. La función HOLD permite retener el vehículo sin que el conductor tenga que accionar continuamente el pedal del freno.

Luz de freno adaptativa

Durante una frenada de emergencia, la luz de freno parpadeante puede contribuir a acortar claramente el tiempo de reacción de los conductores de los vehículos que circulan por detrás. Con ello, la luz de freno adaptativa en técnica LED aporta una contribución importante a evitar colisiones por alcance.

ATTENTION ASSIST

El sistema de alerta por cansancio ATTENTION ASSIST puede aumentar la seguridad, especialmente en trayectos largos y de noche. A partir del comportamiento al volante del conductor, el sistema puede detectar síntomas típicos de agotamiento y una falta de atención acusada, y advertir con señales ópticas y acústicas del peligro de microsueños.

La función ATTENTION ASSIST está activa en una gama de velocidad de 60 a 200 km/h, y es posible ajustar su sensibilidad o desconectarla en el cuadro de instrumentos mediante el menú «Sistemas de asistencia a la conducción.

Programa electrónico de estabilidad ESP®

Si se produce una situación crítica de conducción, el programa electrónico de estabilidad ESP® puede contrarrestar tendencias del vehículo a derrapar. El ESP® reduce tendencias sobreviradoras o subviradoras del vehículo mediante una intervención selectiva en los frenos de ruedas individuales, aumentando así la seguridad de conducción.

Disponible solamente para SL 400 y SL 500.

Asistente dinámico en curvas ESP®

Este sistema basado en el ESP® brinda más estabilidad y seguridad de conducción, especialmente al acelerar en curvas. Si los sensores del ESP® registran una tendencia a subvirar, es posible reducirla mediante una intervención precisa en el sistema de frenos del lado interior de la curva.

Cámara de marcha atrás con líneas auxiliares dinámicas en la pantalla (opcional)

Con la cámara de marcha atrás resulta más sencillo y seguro aparcar y maniobrar en ese sentido. Se conecta automáticamente al acoplar la marcha atrás y muestra al conductor en el display de la unidad central el entorno por detrás del vehículo con líneas de guía dinámicas.

Si el sistema detecta objetos en movimiento o estáticos, los marca mediante barras en la imagen. Al desaparcar hacia atrás —por ejemplo, saliendo de un garaje—, puede cambiarse a una vista gran angular de 180°, a fin de reconocer antes la presencia de peatones o de otros vehículos.


Fase 2: ante un peligro.

Mercedes-Benz es sinónimo de seguridad en la conducción. Por ello, nuestros vehículos pueden asistir a los pasajeros también en situaciones críticas de marcha. Para que prácticamente todos los viajes sean buenos.

Servofreno de emergencia activo

El sistema advierte al conductor mediante una señal óptica cuando la distancia con el vehículo precedente se reduce peligrosamente. Si se detecta peligro de colisión, el sistema emite una advertencia acústica, puede reforzar la acción de frenado en función de la situación y, si éste no reacciona, reducir de forma autónoma la velocidad.

minado de velocidad de circulación para evitar que una de las ruedas propulsadas gire en vacío al ponerse en marcha y al acelerar, o que ambas ruedas propulsadas patinen al tomar una curva.


Fase 3: en caso de accidente.

Los automóviles de Mercedes-Benz incorporan numerosos sistemas de seguridad destinados a evitar accidentes. Si esto no es suficiente para impedir un siniestro, entran en acción medidas encaminadas a garantizar la máxima protección a los ocupantes del propio vehículo y a terceros involucrados.

Airbags para conductor y acompañante

Nuestros vehículos cuentan con un elenco completo de equipos de seguridad. Es probable que no experimente nunca algunos de ellos. Como es lógico, pues están concebidos solamente para reaccionar en el peor de los casos. Y protegerle a usted y a sus acompañantes.

En caso de colisión frontal grave, los airbags pueden contribuir a proteger la zona del tórax y de la cabeza del conductor y el acompañante. Además, pueden estabilizar el cuerpo completo. De ese modo puede reducirse el riesgo de lesiones graves en caso de accidente. La activación se lleva a cabo de forma progresiva, en función de la gravedad del impacto.

Airbags de cabeza en las puertas

Durante una colisión lateral grave, los airbags de cabeza pueden cubrir la zona de las ventanillas laterales, y reducir de ese modo el riesgo de un golpe de la cabeza del ocupante contra la superficie lateral del vehículo, así como de la penetración de objetos. De ese modo, protegen al conductor y el acompañante.

Airbags laterales en los asientos

Los airbags laterales pueden contribuir a proteger la zona del tórax del conductor y del acompañante durante un choque lateral. Además, estabilizan el cuerpo completo. De ese modo puede reducirse el riesgo de lesiones graves en caso de accidente

Arco protector para conductor y acompañante, desplegable automáticamente

En caso de vuelco, dos arcos protectores protegen eficazmente al conductor y al acompañante. Ambos se ocultan en el revestimiento trasero y pueden desplegarse en milésimas de segundo, tan pronto como los sensores de choque de la unidad del airbag detectan peligro de accidente.


Fase 4: tras el accidente.

A fin de reducir los daños derivados de un siniestro y facilitar la evacuación de las personas afectadas, pueden entrar en acción diversas medidas en función del tipo de accidente y la gravedad de la colisión registrados por el sistema:

  • Máxima protección posible: puede desconectarse automáticamente el motor e interrumpirse la alimentación de combustible.
  • Llamativo alumbrado: los intermitentes de advertencia y el alumbrado interior de emergencia se pueden encender automáticamente para evitar posteriores accidentes y facilitar la búsqueda del vehículo accidentado.
  • Ventilación automática: las ventanillas bajan automáticamente si se activan los airbags.
  • Apertura sencilla: Tras un accidente grave, las puertas se desbloquean automáticamente, lo que facilita su apertura a los ocupantes o los servicios de rescate.
  • Mejores opciones de rescate: se han dispuesto juntas de seccionamiento entre los guardabarros y las puertas que facilitan su apertura en caso de choque frontal.

Otra importante aportación de Mercedes-Benz como medida preventiva es el Manual para equipos de salvamento, disponible en Internet en varios idiomas y que completa nuestra filosofía de seguridad integral.

Guía para servicios de salvamento (página web de Daimler AG)

Tras un accidente, cada segundo puede ser decisivo para el rescate de los ocupantes del vehículo. Partiendo de esta premisa y mediante una innovación pequeña pero eficaz, Daimler ha dado con una fórmula para poner con rapidez a disposición de los equipos de salvamento detalles constructivos específicos del vehículo en el mismo lugar del accidente. Los adhesivos con el código QR se colocan en la tapa del depósito de combustible y en el montante central del lado opuesto del vehículo. Estos adhesivos pueden reequiparse de forma sencilla y se colocan de serie en todos los vehículos nuevos. Si es necesario intervenir después de un accidente, los cuerpos de salvamento escanean el código QR utilizando un smartphone o una tableta y tienen acceso rápido y fiable a la ficha correspondiente del vehículo, que facilita las tareas de rescate.[1]

Más información sobre el adhesivo para equipos de salvamento







[1] Requisito: se precisa una conexión a Internet.