Tren de rodaje. Ayuda a concluir negocios.


Fuerza y suavidad.

Un argumento convincente para sus socios comerciales, más allá de su oferta. Puede invitarles a compartir el puesto de trabajo más confortable del mundo, y a abrir nuevas vías de cooperación mientras circula por la autopista. El singular confort de conducción de este vehículo satisface las expectativas de los clientes más exigentes del mundo a una oficina sobre ruedas.

La disponibilidad de un equipo depende del motor y la configuración elegidos. Encontrará estos detalles en la información del equipamiento correspondiente.

Dirección directa con asistencia variable en función de la velocidad y desmultiplicación variable del engranaje de la dirección

La dirección directa completa el confort de una servodirección variable en función de la velocidad, combinándola con una desmultiplicación variable en función del ángulo de giro del volante. Esto conduce a reacciones más ágiles del vehículo, por ejemplo, en trayectos con muchas curvas, y aumenta la estabilidad direccional en rectas.

MAGIC BODY CONTROL

Este tren de rodaje es previsor en el sentido más literal de la palabra, pues se prepara para sobrepasar ondulaciones del suelo antes incluso de que el vehículo las alcance. Con ayuda de una cámara estereoscópica se explora con precisión la estructura de la calzada por delante del vehículo hasta una velocidad de 130 km/h. De ese modo es posible adaptar de manera óptima la amortiguación de cada rueda a las irregularidades de la carretera.

Al alcanzar una velocidad elevada se reduce automáticamente el nivel en hasta 15 milímetros. De ese modo disminuye la resistencia aerodinámica y, por tanto, el consumo de combustible, y aumenta la estabilidad de marcha debido a la menor altura del centro de gravedad.

A fin de aumentar la altura libre sobre el suelo en carreteras en mal estado o en rampas es posible pulsar una tecla para elevar el nivel del vehículo en hasta 40 milímetros si está el motor encendido, tanto a vehículo parado como durante la marcha.